Hazard y Messi en el Chelsea- FC Barcelona de los octavos de final de la actual Champions League.

Hazard y Messi en el Chelsea- FC Barcelona de los octavos de final de la actual Champions League. REUTERS

Medios DERECHOS DE TELEVISIÓN

Las operadoras apuran los plazos para pujar por la 'Champions' de Mediapro

Telefónica, Vodafone y Orange guardan silencio en una subasta cuyo plazo expira el próximo viernes 6 de abril.

Nadie muestra sus cartas. A falta de tres días para el final de la puja lanzada por Mediapro para licitar sus derechos exclusivos para la Champions League, todos guardan silencio. Ha pasado un mes desde que la compañía fundada por Jaume Roures pusiera en marcha este proceso, pero hasta la fecha ninguna de las grandes operadoras de telecomunicaciones habría presentado su oferta formal.

Telefónica, Vodafone y Orange criticaron duramente el elevado precio de los derechos del fútbol y pusieron en duda su participación en las sucesivas subastas. De hecho, Movistar y la operadora británica indicaron públicamente que se estaban planteando no renovar sus actuales derechos de la Champions si Mediapro no cambiaba su modelo de comercialización basado en un coste fijo y no en uno mixto de pago por abonados en que se compartiría el coste.

En este contexto Jaume Roures lanzó su subasta el pasado 5 de marzo y desde Mediapro se enviaron los pliegos a todas las operadoras y potenciales clientes. El objetivo es, al menos, recuperar los 1.100 millones que invirtió en la compra de los derechos de la Champions League el pasado verano, cuando ganaron la oferta precisamente a Telefónica.

Se acaba el partido en abierto

Mediapro sacó a subasta el campeonato para las próximas tres temporadas que comienzan en septiembre de este año, con importantes modificaciones en su comercialización televisiva. La primera y  más importante es que por primera vez en la historia reciente todos los partidos se emitirán en pago, eliminando el histórico partido en abierto de los martes.

La segunda es que el nuevo modelo permitirá más ventanas de emisión y menos partidos en simultáneo, lo que dará más minutos de la Champions en antena y mayor  visibilidad a los patrocinadores. Éstos fueron los argumentos con los que  la UEFA elevó en más de un 30% el coste de los derechos y a los que se aferra Mediapro para subir la factura del fútbol a los operadores.

Frente a esta situación, ¿pujarán realmente las operadoras?. “No hay nada que comentar”,  “es un proceso totalmente confidencial”, dicen a EL ESPAÑOL desde las telecos, aunque no cierran la puerta y nadie descarta que alguien de la competencia mueva ficha de aquí al viernes cuando expire la primera puja lanzada por la compañía audiovisual de Roures.

Una partida de ajedrez

Extraoficialmente reconocen que el pliego se está estudiando y que cualquier decisión al respecto apurará los plazos hasta el final. En cualquier caso, si alguna operadora se decidiese a entrar en la subasta debería pujar a la baja para ser coherente con sus propios planteamientos y buscando un modelo en que compartan con Mediapro los costes de comercialización.

Es una verdadera partida de ajedrez. Existe una aparente unidad de criterios entre las telecos sobre el sobre coste del fútbol, pero nadie se descuida. En febrero el consejero delegado de Orange Laurent Paillassot indicó que si otra operadora tenía fútbol ellos también lo comprarían, pese a criticar los elevados precios de estos derechos. Este “o todos o ninguno” hace prever que se mantenga la incertidumbre hasta el último minuto.

En cualquier caso, si Mediapro no recibe ofertas suficientemente atractivas en esta primera subasta, tiene todavía cinco meses por delante para adaptar su oferta. Precisamente el objetivo de la operadora al realizar una puja temprana es tantear el terreno para medir fuerzas con las operadoras y sondear posibles candidatos alternativos. Una estrategia con la que cabría esperar nuevas subastas en los próximos meses si no se resuelve este primer proceso.

Candidatos alternativos

En el marco de estos operadores alternativos, gigantes tecnológicos como Amazon, Netflix o Facebook suenan como candidatos. Un supuesto interés al que el propio Jaume Roures le ha bajado el perfil indicando que pueden constituirse como actores importantes en el futuro, pero que, por el momento, solo están llamados a ser un complemento a la emisión tradicional de los partidos.

Otro de los que ha sonado es Discovery. La major internacional opera en España con Eurosport en el pago y con DMax en la TDT. La compañía ha comprado recientemente los derechos de los Juegos Olímpicos a nivel mundial y emite torneos de relevancia como Roland Garros o el Open de Australia. No obstante, fuentes del mercado reconocen a EL ESPAÑOL que una oferta de este operador es “poco probable”.

La opción de Bein Connect

En cualquier caso y si ninguna oferta cuaja al llegar el mes de septiembre -algo poco probable según todas las fuentes consultadas- el último recurso de Mediapro es emitir los partidos mediante su plataforma de internet Bein Connect, una OTT que emite la mayoría de los contenidos para los que Mediapro tiene los derechos.

En la operadora consideran que esta plataforma es totalmente fiable y puede soportar sin problemas la emisión de un gran partido (con el Real Madrid o el FC Barcelona) en exclusiva. Recordemos que la plataforma sufrió algunos problemas de emisión hace tres años, en plena negociación con Telefónica por los derechos del anterior ciclo de la Champions League y de los partidos de la Liga española.