El mapa de los salarios en España.

El mapa de los salarios en España.

Empresas

Un vasco cobra un 46% más que un extremeño: el concierto abre la brecha entre las dos Españas

Un informe de Adecco muestra las grandes diferencias que existen entre las Autonomías a la hora de remunerar a los trabajadores. 

Noticias relacionadas

La España rica y la España pobre se dejan ver en forma de salarios. Mientras en el País Vasco el sueldo medio es de 1.963 euros mensuales, en Extremadura es de 1.345 euros; es decir, una brecha de 618 euros.

Estas cifras, en salario anual suponen que un trabajador vasco percibe de media 23.556 euros anuales frente a los 16.140 que percibe un extremeño. Es decir, que la diferencia es del 46% entre uno y otro. 

Al País Vasco le sigue Madrid en términos de ganancia. Sus ciudadanos cobran de media 1.961 euros mensuales. La suma de estas dos Autonomías hace que sus remuneraciones medias superen en 5.400 euros anuales o más al sueldo medio de otras ocho autonomías: Extremadura, La Rioja (1.505 euros mensuales); Castilla y León (1.495); Valencia (1.491); Galicia (1.941) Castilla-La Mancha (1.470), Andalucía (1.464), Canarias (1.445) y Murcia (1.430 euros).

Son datos que reflejan las desigualdades salariales que existen en España, y que quedan reflejadas en el VII Monitor Adecco sobre salarios. En él se puede comprobar cómo la brecha entre comunidades autónomas es inferior a la que había hace cinco años, en plena crisis económica.

En cualquier caso, el que el País Vasco encabece de forma sistemática los rankings en materias salariales, tiene que ver en buena medida con el famoso Cupo Vasco, que recoge como si fuera un derecho foral el desarrollo económico del concierto. 

Doce autonomías tienen remuneraciones más elevadas que entonces, mientras que las otras cinco restantes caen. Los descensos más pronunciados son para Castilla-La Mancha (-2%) y Murcia (-1,4%), mientras que los avances corresponden a Cantabria (9,5%) y Baleares (5,2%).

La remuneración media en España es de 1.658 euros, lo que supone un incremento del 1,2% y la cifra más alta en la historia, que hasta ahora venía a estar en torno a los 1.640 euros mensuales.

Poder adquisitivo 

Ahora bien, si descontamos la evolución del IPC, se puede comprobar que ese crecimiento no ha servido prácticamente para nada. Mientras que en 2014, 2015 y 2016 la inflación era negativa, en 2017 subió un 2% y en 2018 un 1,8%. Eso supone que se ha perdido capacidad de compra, un 0,6% en concreto.

En total, y según el informe Adecco, en los últimos cinco años los ciudadanos hemos perdido 18 euros mensuales en poder adquisitivo. Es decir, 216 euros anuales por la evolución de los precios.

Aquí también hay ciudadanos de primera y de segunda. En este caso, y pese a contar con los sueldos más elevados, el País Vasco es la región en la que más se cae la capacidad de compra. Un 4,4% en total. ¿Quién le sigue? Castilla-La Mancha (-3,9%), Andalucía (-3,3%), La Rioja (-3,2%) y Murcia (-3,1%).