Mostradores de Thomas Cook cerrados

Mostradores de Thomas Cook cerrados Reuters

Empresas TURISMO

¿Afectado por la quiebra de Thomas Cook? Esto es lo que puedes hacer para volver a tu casa

La Autoridad de la Aviación Civil (CAA) ha publicado en su página web un comunicado en el que informa qué deben hacer los clientes afectados.

Noticias relacionadas

La quiebra de Thomas Cook ha dejado a 600.000 turistas atascados. Este lunes, el Ministerio de Fomento ya se ha dirigido a las autoridades británicas para "obtener información y coordinar las acciones que sea necesario emprender para proteger los derechos de los usuarios afectados". 

Unos derechos en los que trabajan tanto el gobierno británico como la Autoridad de Aviación Civil (CAA) con el objetivo de devolver a estos viajeros al Reino Unido, un proceso que se llevará a cabo entre este lunes y el 6 de octubre. 

Para hacerlo más fácil, la Autoridad de la Aviación Civil (CAA) ha publicado en su página web un comunicado en el que informa qué deben hacer los clientes afectados. 

De esta forma, a los que se encuentran actualmente en otros países, la CAA está proporcionando vuelos de regreso al Reino Unido. Estos vuelos de repatriación solo estarán operativos durante las próximas dos semanas (hasta el 6 de octubre de 2019). Los que viajen después de esta fecha, explica la CAA, tendrá que pagar el vuelo de su bolsillo.

Clientes aun por viajar

Por otro lado, a los clientes que tienen reservado un viaje con Thomas Cook para el futuro, no podrán hacerlo ya que se han cancelado todos los vuelos a partir de este lunes. 

Además, la CAA recuerda que el programa de repatriación no incluyen los vuelos de ida operados desde el Reino Unido. 

La CAA recuerda también que algunos de los paquetes reservados con Thomas Cook incluyen vuelos con aerolíneas no relacionadas con el grupo. A estos, la CAA informa que si de regreso no es con la aerolínea de Thomas Cook, aún puede ser válido. Sin embargo, otros elementos del paquete, como el alojamiento y los traslados, pueden verse afectados.

Alojamiento

Por otro lado, los clientes que hayan reservado un hotel actualmente se encuentra en el extranjero en un paquete turístico protegido por un seguro ATOL con Thomas Cook o cualquier compañía que forme parte del Grupo Thomas Cook, la Autoridad de Aviación Civil tratará de garantizar la estadía directamente en el hotel. 

Además, les alerta de que mientras se solucionan las cosas, no hagan un pago en su hotel a menos que la CAA le indique lo contrario. 

A estos, la CAA les explica también que si el proveedor del alojamiento no acepta su garantía, es posible que tengan que trasladarlo a otro hotel durante la estancia. En estas circunstancias, la CAA informará a otros proveedores, como transferencias, del cambio en su alojamiento y detalles de vuelo.

Sin embargo, los clientes que no están protegidos por ATOL no tienen derecho a hacer un reclamo por gastos de bolsillo y noches adicionales de alojamiento en hotel, pero sí pueden reclamar a su aseguradora de viajes, banco o emisor de su tarjeta de crédito.

Derechos de los viajeros

Ante esta noticia, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que la normativa europea establece una serie de derechos para los consumidores de afectados por la insolvencia del organización del viaje. 

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuario, en su última modificación de diciembre de 2018, traspone las obligaciones de la directiva de viajes combinados en España.

Esta normativa establece que, si un consumidor contrató un viaje combinado con Thomas Cook, es la agencia con la que ha contratado quien debe responder.

De esta forma, si el viajero ya había iniciado el viaje, será la agencia de viajes la que debe adoptar las soluciones para continuar el viaje organizado, sin suplemento alguno para el viajero. Si las soluciones que propone el organizador no son aceptables (o el viajero las rechaza por razón justificada), deberá facilitar al consumidor un transporte equivalente para regresar al lugar de origen, sin coste.

Por otro lado, si el viaje no ha comenzado y ya se ha pagado el precio, se puede resolver el contrato sin penalización, pues no se ha prestado el servicio y deben devolver el dinero al pasajero. 

Si el consumidor tenía un billete de avión con Thomas Cook, lo más habitual es que lo haya pagado con tarjeta. En este caso, la mejor opción para recuperar el dinero sería hacerlo a través del emisor de la tarjeta con la que lo pagó: es a esta entidad a la que se debe solicitar la devolución del cargo. En cualquier caso, como la cancelación se debe a circunstancias extraordinarias, los usuarios no tienen derecho a una indemnización adicional.

Meliá tranquiliza a sus clientes

Ante toda esta incertidumbre, Meliá ha querido tranquilizar a los clientes que están alojados y hayan reservado sus estancias a través del Thomas Cook.

La compañía hotelera ha asegurado que las estancias de los clientes contratadas a través del touroperador británico están garantizadas y podrán finalizarse "en las condiciones contratadas".

Por otro lado, a aquellos operadores que reservaron vuelos del Grupo Thomas Cook y reservaron en sus hoteles no se les cargarán los importes generados. Asimismo, la empresa procederá a la devolución de los importes pre-pagados.