Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés.

Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés.

Empresas EL CORTE INGLÉS

Marta Álvarez impulsará un plan de igualdad en El Corte Inglés y reforzará su base de inversores

El grupo celebra este domingo la Junta de Accionistas que ratificará el nombramiento de la primera mujer presidenta de la cadena de grandes almacenes.

Noticias relacionadas

Como cada año, El Corte Inglés celebra este domingo -el último de agosto- su Junta de Accionistas. El principal punto de su orden del día será la ratificación por parte de los propietarios de la empresa del nombramiento de Marta Álvarez Guil como nueva presidenta del grupo de distribución.

Marta Álvarez fue elegida presidenta de la compañía el pasado 10 de julio por unanimidad del Consejo de Administración. Es licenciada en Derecho, amante del Arte y buena conocedora de la casa.

La hija mayor de Isidoro Álvarez será la primera mujer que presidirá el gigante de la distribución española. Un hito que se produce en un momento en el que la Igualdad ha entrado de lleno en la agenda de la empresa, como recoge el Informe no financiero 2018 del grupo, donde ya se avanza la puesta en marcha de planes de Igualdad y conciliación entre los empleados.

Entre otras acciones, con Álvarez como presidenta, el grupo apuntalará los programas y comités de Igualdad ya puestos en marcha para lograr el objetivo de que al menos el 50% de su nuevos puestos de management de nueva creación sean ocupados por mujeres a finales de 2020.

Según los datos de la empresa, tan sólo el 5% de los puestos ejecutivos y de alta dirección están ocupados por mujeres, aunque en otros escalafones medios del cuadro de mandos la presencia de estas llega al 34%.

En el Consejo de Administración, de los 13 miembros que lo componen, cuatro son mujeres, incluida la presidenta y su hermana Cristina Álvarez, cuyo padre defendió la conciliación en los años en los que ésta y su hermana fueron madres de niños pequeños.

Financiación 

Si en materia laboral el impulso de la Igualdad será un reto de la nueva ejecutiva, en el plano financiero será clave preparar las futuras refinanciaciones de deuda del grupo y buscar nuevos inversores.

La compañía vivió tensos momentos en 2018 antes de lograr cerrar una emisión de bonos en Irlanda por valor de 690 millones de euros colocados en dos subastas con inversores.

Lo hizo tras someterse a un examen de las agencias de calificación en el que la emisión no logró el aprobado de las firmas extranjeras hasta algunos meses después.

Fue el pasado julio cuando Standard & Poor's elevó el rating de esa emisión hasta el aprobado BBB-. Este gesto es un hito financiero destacado al tener un impacto directo en la rebaja de la factura de intereses que afronta el grupo de distribución por la deuda de 3.367 millones de euros que acumula.

Reducir ese apalancamiento será prioritario para la nueva presidenta. Cuenta para ello hasta 2024, fecha en la que vence la emisión de 600 millones de euros que colocó en la primera operación irlandesa. 

Antes, tendrá que afrontar el vencimiento de otra colocación privada de bonos de Hipercor también por valor de 600 millones de euros en enero de 2022.

Mantener hasta entonces al jeque árabe Al Thani (propietario de un 10,3% del grupo) como accionista también será vital para la compañía, que nunca ha perdido de vista el horizonte de una posible salida a Bolsa.

En el folleto de emisión de bonos que presentó en Irlanda el pasado octubre, el grupo cifró la valoración de la empresa en 12.727 millones de euros, con unos recursos propios de 8.328 millones de euros a fecha 31 de mayo de 2018. 

Sin embargo, para efectuar una operación de ese calado, la firma debe ejecutar sus planes de desapalancamiento. Para ello, cuenta con un porfolio de 95 edificios a la venta que fue elaborado por PWC y que de momento, no cuentan con comprador. 

Digitalización

La necesidad de reforzar la estrategia omnicanal del grupo es otro de los retos clave para esta etapa que se abre coincidiendo con la llegada del nuevo curso. 

Para El Corte Inglés, Amazon es un rival directo por el formato digital que la firma de Jeff Bezos ha dado a los grandes almacenes globales. Por ello, seguir acortando los tiempos de entrega en las compras digitales o mejorar la experiencia del usuario en las compras online son parte de los objetivos de la agenda digital de la nueva presidenta.

El camino hacia esa meta ya se ha emprendido y en 2018 las ventas digitales del grupo aumentaron un 19%.

Todo ello, en un contexto en el que el sector retail pide igualdad en las reglas de juego -también en materia de impuestos- para todos los jugadores del tablero, incluidas las grandes tecnológicas estadounidenses con fuerte presencia en Europa, como es el caso de Amazon.

En este terreno, también ha probado cerrar acuerdos con gigantes digitales como Alibaba Group para aprovechar sinergias.

Tiendas físicas

Por último, El Corte Inglés está inmerso en un proceso para repensar sus espacios físicos sin precedentes.

Además de tener a la venta inmuebles no estratégicos, analiza el posible cierre de determinados espacios no rentables o la transformación de centros, como el de Arroyosur (Leganés,Madrid) con una estrategia diferente multimarca inspirada en Las Rozas Village.

Además, el grupo quiere impulsar el negocio del turismo de compras en España, algo que iría ligado al fortalecimiento del turismo de calidad en el país. En ese sentido, tiene en marcha iniciativas para promover España como destino de compras y para reforzar su negocio en el ámbito de la restauración con oferta gastronómica y Gourmet.