Marta Álvarez Guil, será elegida este miércoles como nueva presidenta de El Corte Inglés.

Marta Álvarez Guil, será elegida este miércoles como nueva presidenta de El Corte Inglés.

Empresas

El consejo de El Corte Inglés se reúne para nombrar a Marta Álvarez nueva presidenta

Tras la elección de Marta Álvarez, será Nuño de la Rosa quien se ocupe del día a día de El Corte Inglés como consejero delegado junto a Víctor del Pozo. 

Noticias relacionadas

Día de cambios en El Corte Inglés. El consejo de administración de los grandes almacenes se reúne este medio día para elegir a Marta Álvarez como nueva presidenta según han confirmado fuentes cercanas a la empresa a EL ESPAÑOL. De este modo, y si todo sale como se prevé, la presidencia volvería a manos de la familia fundadora un año después de que Jesús Nuño de la Rosa fuera elegido para el puesto

El relevo se produce tras un año de transición una vez que El Corte Inglés ha vuelto a la tranquilidad tras el abrupto adiós de Dimas Gimeno, que se enfrentó a buena parte de los consejeros y, sobre todo, a sus primas Marta y Cristina Álvarez. Precisamente ese enfrentamiento es el que obligó a buscar una solución de consenso en Nuño de la Rosa como presidente temporal, por lo que ahora volverá a sus funciones meramente ejecutivas. 

Todo apunta a que Marta Álvarez logrará los apoyos necesarios para ser elegida presidenta. La duda está en conocer si consigue o no la unanimidad, algo que sería muy positivo de cara a los inversores. En estos momentos tan sólo existen dos dudas: qué hará la Corporación Ceslar, con Carlota Areces a la cabeza; y cuál será la postura del inversor catarí, Al Thani. 

El apoyo del consejo

Se da por descontado que no serán votos negativos, pero sí que se valora la posibilidad de que pudiera haber una abstención por su parte. En cualquier caso, Marta Álvarez tendría el respaldo del resto de consejeros: los ejecutivos, Nuño de la Rosa y Víctor del Pozo; los independientes Manuel Pizarro y Fernando Bécker; los dos grandes accionistas: la Fundación Ramón Areces (en la figura de Florencio Lasaga y Carlos Martínez Echevarría) y de IASA (representada por la propia Marta y su hermana Cristina). También se prevé que Cartera Mancor, con Paloma García Peña a la cabeza, dé su respaldo a Marta Álvarez. 

Una vez que la hija de Isidoro Álvarez logre el visto bueno del consejo, se convertirá en presidenta no ejecutiva de los grandes almacenes. El objetivo es mantener su figura como una persona que represente a El Corte Inglés, así como que se ocupe de la relación con los accionistas y la coordinación del consejo de administración. En cualquier caso, algunas fuentes explican que también apoyará a los consejeros ejecutivos (De la Rosa y Del Pozo) a la hora de plantear la estrategia de negocio. 

Se volverá, por tanto, a la figura ya planteada por el propio Álvarez de un presidente y dos personas llevando el negocio, que también se aplicó durante el mandato de Dimas Gimeno y que sólo se rompió para intentar pacificar el consejo de administración tras la guerra familiar del pasado verano. Ahora, con la normalidad reinando los grandes almacenes, existe consenso en el consejo sobre que es necesario volver al esquema tradicional. 

Ahora bien, la diferencia de Marta Álvarez con sus antecesores radicará en la posición 'ejecutiva' de su cargo. Al renunciar a esas funciones, El Corte Inglés seguirá adoptando el estándar por el que están apostando las principales multinacionales mediante un reparto de poderes. 

El papel de Nuño de la Rosa 

Una vez que se ratifique el nombramiento de Marta como nueva presidente de El Corte Inglés, Nuño de la Rosa volverá a su dedicación exclusiva como ejecutivo al frente del Grupo El Corte Inglés. Es decir, tendrá bajo su responsabilidad todas las filiales que no son 'grandes almacenes' como Viajes El Corte Inglés, Seguros, Informática (IECISA), etc. 

No sólo eso, también deberá ocuparse de la negociación y la gestión de los recursos financieros de la compañía. La presencia de De la Rosa como ejecutivo es vital, dado que ha sido la persona encargada de negociar con los inversores en los últimos meses. También ha sido el responsable de poner en marcha el programa de venta de activos, por lo que se ha convertido en el referente de los inversores. 

De hecho, y como ha contado EL ESPAÑOL, estaba previsto que pasado un tiempo prudencial desde su llegada a la presidencia tras el adiós de Gimeno, volviera a sus funciones meramente ejecutivas. Víctor del Pozo, por su parte, mantendrá la responsabilidad de los 'grandes almacenes', es decir, de la parte más comercial.