Una tienda Decathlon, en una imagen de archivo.

Una tienda Decathlon, en una imagen de archivo. EFE

Empresas DISTRIBUCIÓN

Decathlon se apoya en el 'online' para amortiguar la caída en las ventas

La compañía facturó 1.898 millones de euros en 2018, un 3% menos que el año anterior.

Noticias relacionadas

Decathlon ha presentado este jueves sus resultados correspondientes a 2018 en los que la facturación se redujo un 3% hasta los 1.898 millones de euros. Pese a esta caída, el grupo celebra el crecimiento de su canal online, una de las apuestas de la compañía, que ha crecido un 30% en el último año.

El beneficio se redujo un 19% en 2018 hasta los 97 millones de euros. El grupo ha apuntado que es la primera caída de las ventas de la firma desde 2012.

"Hemos acelerado ciertos cambios estratégicos, que en algunos casos han desorientado al cliente y han tenido impacto en nuestros resultados. Lo importante es que lo hemos identificado y estamos trabajando para impulsar el crecimiento como en años precedentes”, ha justificado Javier López, director general de Decathlon España.

Nuestro país es el segundo mercado más importante para la marca, por detrás de Francia. La facturación de Decathlon España supone un 14% del cómputo global de las ventas.

La compañía ha explicado que durante 2018 ha invertido 35 millones de euros para "acelerar la transformación y dar respuesta a las expectativas de los clientes, cada vez más omnicanales". Una inversión que se ha visto recompensada con el aumento de las ventas por internet.

170 tiendas

Decathlon España cerró el ejercicio de 2018 con 7 nuevas tiendas que suman ya 170. Además, ha incorporado una prueba de entrega en 2 horas en las tiendas de Valencia, Vigo y Tenerife y lo hará próximamente en Madrid y Barcelona.

Asimismo, Decathlon ha anunciado la implantación del ticket digital y eliminación de todas las bolsas de plástico y de papel de las líneas de caja de todas sus tiendas en España, con lo que la compañía conseguirá retirar de la circulación 338.000 kilos de plástico al año y reducirá un 45 % las emisiones de CO2 derivadas de las ventas de las mismas.

Como alternativa, Decathlon ha desarrollado bolsas confeccionadas a partir de los excedentes textiles de sus productos. De hecho, la compañía cuenta con 3.000 productos ecodiseñados, muchos de ellos hechos a partir de materiales reciclados, sustituyendo materiales de alto impacto ambiental, y con procesos innovadores en la producción.