Pedro J. Ramírez, editor y director de El Español.

Pedro J. Ramírez, editor y director de El Español.

Empresas

Pedro J. Ramírez en Dircomfidencial: "La suma de El Español y El Mundo crearía un líder mundial"

“No hay nada en marcha pero antes o después alguien se lo planteará porque son hijos de un mismo padre”.

Pedro J. Ramírez, director de EL ESPAÑOL, considera que "la suma de EL ESPAÑOL y El Mundo crearía el líder mundial de la prensa en castellano". En una entrevista a Dircomfidencial, Pedro J. Ramírez ha hablado también de una posible concentración de El Mundo y EL ESPAÑOL bajo su misma tutela, y ha señalado que “no hay nada en marcha pero antes o después alguien se lo planteará porque son hijos de un mismo padre”.

En la entrevista, Pedro J. Ramírez, ha analizado la estrategia que ha seguido para llevar a EL ESPAÑOL hasta la rentabilidad y convertirlo en uno de los grandes diarios generalistas de España, el segundo nativo, en poco más de tres años. Los dos principales focos del medio a día de hoy son invertir en producto y ampliar la base de suscriptores. 

Volviendo la vista atrás, el director de EL ESPAÑOL describe una historia de éxito en la que se han ido cumpliendo todas las metas propuestas. "Presentamos un plan que suponía perder tres millones el primer año, un millón y medio el segundo y empatar el tercero. Lo hemos cumplido escrupulosamente y ha sido muy difícil, porque al tiempo que incrementábamos los ingresos ha habido que ajustar los costes a la realidad de un sector en el que, si lo comparamos con los tiempos dorados de la prensa, los ingresos han menguado espectacularmente", cuenta. Así, 2019 "es un año de transición, en tanto que supondrá la consolidación de los beneficios. Pero deberíamos ser capaces de presentar o tener un nuevo plan estratégico basado en la inversión y en el crecimiento".

A la hora de invertir los beneficios, el director de EL ESPAÑOL lo tiene claro: "Siempre dije que cuando llegara el tiempo de los beneficios se invertiría en el producto, tanto en tecnología como en capital humano, y se remuneraría a los accionistas". Pedro J. Ramírez  considera que estamos "ante un cambio de ciclo en el modelo de negocio del sector" en el que todos los medios se están planteando cambiar a un modelo de "suscripciones digitales".

Equilibrio entre audiencia e influencia

Destacando el equilibrio necesario que hay que mantener entre los contenidos de calidad diferencial y los clicks, Pedro J. Ramírez señala que el periódico ha crecido durante este tiempo "con una fórmula basada en dos ejes, tan importante uno como otro: audiencia e influencia". En ese sentido, recalca que "hay muchos contenidos que no están orientados a conseguir audiencia, por ejemplo Tribunales".

"Es evidente que tener la mejor cobertura de la prensa generalista del Tribunal Supremo, del Constitucional o de la Audiencia Nacional no te va a dar clicks, pero sí nos da un posicionamiento clave en un sector importante. O el tener una muy buena información empresarial como tenemos. O el tener un posicionamiento en relación a los grandes asuntos todos los días. O tener una columna de opinión diaria del director, donde intento que el lector se esfuerce tanto como yo lo hago. Es decir, hay otros medios que creen que se puede tener influencia sin audiencia, y al revés; cuando la una sin la otra se vuelven estériles", resume, resaltando que "si EL ESPAÑOL es capaz de incorporar varios periodistas al año y ampliar regularmente su red de colaboradores, podremos evolucionar hacia ese modelo, donde tenemos ya casi 10.000 suscriptores".

Pedro J. Ramírez destaca la presencia de EL ESPAÑOL en Latinoamérica, y sostiene que, según datos de Google Analytics, "de los 40,7 millones registrados en el mes de abril, 23,4 millones son en España, pero casi 5 millones proceden de México; 2,6 de Argentina y casi 2 millones de Colombia". Observando que, "hoy por hoy, esto es muy difícil de monetizar", cree "que se conseguirá antes o después" y que, cuando eso suceda, su periódico tendrá "una gran ventaja ganada entre los nativos". "A ver quién ha conseguido 40 millones en Analytics, 14 millones en comScore, al final de su tercer años completo", pregunta.

En lo que respeta a los contenidos, Pedro J. Ramírez afirma que EL ESPAÑOL tiene "una estupenda información política, con un posicionamiento editorial muy claro, con secciones especializadas muy potentes que generan a la vez audiencia e influencia. Secciones como Ciencia y Salud nos dan prestigio. Nuestra sección de economía se llama Empresas y Medios, porque consideramos que esta última es una parte muy importante en la información empresarial".

Política de alianzas

El director ha hablado también de la política de alianzas de EL ESPAÑOL, que le ha permitido aumentar su presencia "en lugares del territorio complicados, o en los que tener una presencia tiene un valor especial, como Cataluña, Navarra, Canarias o Galicia". Además de la implementación territorial, EL ESPAÑOL ha apostado también por socios "en nichos periodísticos complementarios a la información general. Por ejemplo: tecnología, gastronomía, videojuegos". Sin embargo, descarta el mismo tipo de colaboración con la información empresarial, por ejemplo, negando que se pueda llagar a a acuerdo con Merca2: "Sería inimaginable que esa información no la hiciéramos dentro de la redacción".

Señalando que no echa de menos el papel porque "desde el punto de vista periodístico hago lo mismo que he hecho toda mi vida", destaca que en el oficio, son las personas las que hacen la diferencia:"Siempre se decía que El Mundo era un periódico de autor. Si de repente a alguien se le ocurre la fantasía de que un día El Mundo y EL ESPAÑOL se fusionasen, es porque han tenido el mismo autor. Creo que las personas seguiremos haciendo la diferencia en el sector y marcando la credibilidad en la creación de contenidos", concluye.

Pedro J. Ramírez ha inisistido en la necesidad de que los medios digitales peleen juntos por sus mismos intereses, un causa que Ramírez cree que no puede liderar "porque somos los últimos en llegar". "Formar parte de una asociación de medios nativos permitiría establecer unos estándares", dice. 

Fuentes de información

Preguntado sobre las fuentes de información, el director de EL ESPAÑOL ha considerado que "lo importante es que algo sea relevante y veraz. Cuando lo sea, de donde provenga es secundario". "El que la fuente sea interesada e incluso innoble no es lo importante de una información. Lo importante es que sea relevante para la sociedad y veraz. El problema es que hay medios que no tienen en cuenta estos dos elementos, y ahí es donde vienen los problemas", defiende.

Pedro J. Ramírez resalta que "la protección del secreto profesional de los periodistas y de los abogados es el núcleo duro de un sistema de derechos y libertades" y que "la vulneración de ese derecho, no es tanto del profesional como del conjunto de la sociedad".

El director de EL ESPAÑOL ha abordado también la reciente regulación de la jornada de trabajo impuesta por el Gobierno, sosteniendo que es algo que no se adapta al medio periodístico. "Esto no lo digo como empresario, lo digo como una persona que lleva casi cincuenta años de su vida diciendo que el periodismo es una manera de vivir.  ¿Qué periodista deja de serlo en el momento en que concluye su teórica jornada laboral? ¿Cuándo debe fichar, en el momento en que empieza escuchar la radio, cuando enciende el ordenador, o cuando estamos almorzando con alguien? No somos oficinistas. La regulación tiene que adaptarse a la naturaleza de cada actividad profesional", concluye.