Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco.

Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco.

Empresas

Unicaja obtiene un beneficio neto de 63 millones hasta marzo, un 10,2% más que en 2018

La mejora de este resultado está fundamentada en un aumento del margen bruto del 3,3% y en una disminución de los gastos de explotación.

Noticias relacionadas

El Grupo Unicaja Banco ha obtenido un beneficio neto de 63 millones de euros al cierre del primer trimestre de 2019, lo que supone un aumento del 10,2% respecto al mismo trimestre del ejercicio 2018.

La mejora de este resultado está fundamentada en un aumento del margen bruto del 3,3% -impulsado por los ingresos por comisiones- y en una disminución de los gastos de explotación del 3,4%, así como en unas reducidas necesidades de saneamientos.

Asimismo, en este período destacan: el mantenimiento de los altos niveles de solvencia, la disminución de los activos no productivos, a la vez que se mantienen los altos niveles de cobertura, el incremento del crédito y de las nuevas operaciones de financiación crediticia a empresas y particulares, y los altos y holgados niveles de liquidez. 

En el primer trimestre de 2019, el Grupo Unicaja Banco mantuvo unos elevados niveles de generación de resultados, que permiten alcanzar un beneficio neto de 63 millones de euros, con un crecimiento interanual del 10,2%, lo que se traduce en una rentabilidad sobre recursos propios (ROE) del 6,6%.

Los principales factores que permiten mantener esta alta capacidad de generación de resultados son la mejora del margen bruto, la disminución de los gastos de explotación en el marco de una política de mejora de la eficiencia, y unas reducidas necesidades de saneamientos, motivadas tanto por la caída del volumen de activos no productivos como por los altos niveles de cobertura existentes.

El margen bruto sube un 3,3% respecto a marzo de 2018, debido al impulso de los ingresos por comisiones –que crecen el 5,1%-, los dividendos y los resultados de operaciones financieras. Por su parte, el margen de intereses se mantiene estable en el 1,03% sobre activos totales medios.

Otro factor relevante en la evolución de los resultados es la estricta política de control de costes que la entidad continúa impulsando y que nuevamente se ve reflejada en una reducción de los gastos de explotación, del 3,4% en relación con el mismo trimestre de 2018.

Esto permite que el margen de explotación antes de saneamientos suba un 14,4% alcanzando los 108 millones de euros de euros a cierre de marzo.