La sede de Sacyr.

La sede de Sacyr.

Empresas

Sacyr cierra 2018 con un beneficio de 150 millones de euros, un 15% más

El resultado de la compañía incluye una contribución de 184 millones de euros por el porcentaje del 8,2% que controla en Repsol.

Sacyr alcanzó un beneficio neto durante el pasado año de 150 millones de euros. Esta cifra supone un aumento del 15% respecto a 2017.

La cifra de negocios de la compañía se situó en 3.796 millones de euros, un 23% más que durante 2017. El 60% de estos ingresos se obtuvieron en los mercados internacionales.

Las cuatro divisiones de Sacyr incrementaron su Ebitda durante 2018. De esta forma, ingeniería e infraestructuras crecieron un 82%, concesiones un 17%, servicios un 14% e industrial un 5%. La rentabilidad de los negocios, medida por el margen de Ebitda, pasó del 13,7% de 2017 al 14,3% durante el pasado año.

El resultado de la compañía que preside Manuel Manrique incluye una contribución de 184 millones de euros por el porcentaje del 8,2% que controla en el capital de Repsol.

La cartera de ingresos futuros cerró el año en 41.674 millones de euros, un 2% superior al cierre de 2017. La cartera refleja la fuerte internacionalización de la compañía: el 71% está situada ya fuera de España.

Por áreas geográficas, América supone el 38% de la cartera, Europa el 59% y un 3% está ubicado en otros continentes. Por actividades, en infraestructuras, los contratos internacionales representan el 88% del total;  en concesiones, el 82%; en servicios, el 29%; y en industrial, el 11%.

La deuda neta proforma del grupo se sitúa en 4.046 millones de euros. Más del 70% del endeudamiento está vinculado a proyectos concesionales. La evolución de los negocios ha permitido a la compañía reiniciar su política regular de dividendos. En 2018, la compañía entregó dos scrip dividend, que sumaron una remuneración de 0,103 euros por acción.

Evolución por áreas de negocio

La cifra de negocios de esta división de ingeniería e infraestructuras alcanzó los 1.713 millones de euros, con un crecimiento del 40%, gracias tanto a la actividad internacional, que aumentó un 46%, como nacional, que creció un 12%. La facturación internacional supone el 85% del total. El Ebitda del área creció el 82%, hasta 168 millones de euros.  

En lo que respecta a concesiones, esta división tuvo una cifra de negocios de 793 millones de euros, el 29% superior a la obtenida en 2017. Del total, 432 millones de euros correspondieron a ingresos concesionales, que crecieron el 21% por el inicio de la explotación del Hospital de Antofagasta y de la autopista Rutas del Limarí, ambas en Chile, además de la mejora en el tráfico de las autopistas. El Ebitda alcanzó los 272 millones de euros, el 17% más.

La división de servicios, consiguió un aumento del 13% en su cifra de negocio, hasta alcanzar 1.075 millones de euros, gracias a la positiva evolución de todas sus áreas de actividad. Dentro de esta división, medioambiente facturó 439 millones, multiservicios 508 millones y agua 124 millones. El Ebitda de esta división alcanzó los 95 millones de euros, el 14% más que en 2017.

Por último, la cifra de negocio de la división industrial alcanzó los 527 millones de euros y su Ebitda sumó 36 millones, un aumento del 5% respecto a 2017. El crecimiento registrado durante 2018 se debe al incremento de la actividad de la empresa, especialmente en el área de infraestructuras eléctricas, plantas industriales y en la de agua.