Directivos de Orange España durante la presentación de sus resultados 2018.

Directivos de Orange España durante la presentación de sus resultados 2018.

Empresas TELECOMUNICACIONES

Orange España descarta comprar Euskaltel y apuesta por el crecimiento orgánico

La operadora volvió a criticar al regulador europeo que alienta a la existencia de hasta cuatro operadores por país.

Noticias relacionadas

Orange España ha descartado que en estos momentos esté interesada en realizar una Opa por Euskaltel y que estudien operaciones de crecimiento vía compras en el corto plazo. Según lo ha indicado su CEO, Laurent Paillassot, al presentar los resultados de 2018, la compañía quiere centrar su crecimiento de manera orgánica, aunque sin cerrar totalmente las puertas a futuros movimientos, pero no de manera inminente.

"En estos momentos nuestro crecimiento lo vemos de manera orgánica. Si comparamos el Ebitda de 2015, después de la compra de Jazztel hemos aumentado estas cifras en 500 millones de euros. Y lo hemos hecho con una política de inversiones importante, liderando la infraestructura en fibra. Nuestro motor principal de crecimiento será el desarrollo orgánico", ha indicado. 

Respecto de la concentración del sector, ha descartado que estén interesados en una operación inminente, aunque volvió a criticar al regulador europeo que alienta a la existencia de un cuarto y hasta un quinto operador en todos los países del continente. "Hemos dicho de manera clara que no vemos útil la actual regulación. No se puede invertir con tantos actores en el mercado", ha indicado Paillassot.

Guerra comercial

En relación a la reducción de los ingresos del 0,4% en el cuarto trimestre del año pasado, Samuel Muñoz, Chief Marketing Officer, indicó que se ha producido por un último trimestre muy competitivo. "Hemos alcanzado mantener el ingreso retail y si lo comparamos con la competencia son buenos resultados".

De esta manera, Muñoz también ha indicado que la guerra comercial del año pasado se ha racionalizado en el comienzo de este año. "Estamos teniendo unos meses más racionales, pero con una intensidad competitiva alta, por eso hay que ser capaz de ofrecer cosas distintas a los clientes. Estamos en un momento más racional, pero todavía con propuestas claramente agresivas.

Al respecto, Paillassot volvió a reiterar que una política de descuentos muy altos "no tiene mucho sentido y eso se refleja a la larga en los resultados". El final del partido es que se vea en los resultados, crecer y crecer en volumen no tiene sentido, por lo que mantendremos una estrategia fundada en valor". 

Crecimiento de los ingresos

Orange España registró unos beneficios operativos ajustados (Ebitda) de 1.700 millones de euros durante el año 2018. Los datos comunicados por su matriz francesa este jueves en París, reflejan que se ha producido un crecimiento del 8,4% respecto de los datos de 2017. La clave ha estado en el aumento de los ingresos de la filial española, que el año pasado llegaron a los 5.349 millones, un 3% de crecimiento.

En términos comerciales, la base total de clientes móviles llegó a 16,2 millones, incluyendo 150,000 clientes del operador República Móvil, consolidado desde el 1 de noviembre de 2018. Excluyendo este este impacto, la operadora ha perdido  37.000 líneas en el último trimestre del año pasado "por la intensa competencia en el mercado de bajo coste". El ARPU de móviles llegó a los 12,3 millones de euros.

En cuanto a banda ancha fija se produjo un crecimiento de 19.000 clientes en el último trimestre, un periodo "marcado por las ofertas que incluyeron fútbol". Durante todo el año 2018, la base de clientes de banda ancha fija llegó a los 4,1 millones, mientras que fibra creció un 27,6% hasta los 2.883.000. En el caso de la televisión, la base anual creció hasta los 716.000 abonados, un 14,5% más.