Un supermercado Dia, en una imagen de archivo.

Un supermercado Dia, en una imagen de archivo. EFE

Empresas DISTRIBUCIÓN

Desmontando Club Dia: exfranquiciados desvelan el truco que los fulmina

Quienes alguna vez gestionaron tiendas de la cadena se hacen oír con el ERE sobre la mesa y el folleto de la opa al caer. 

Noticias relacionadas

Suponen cerca de la mitad de las tiendas de la compañía, por lo que los franquiciados son un pilar esencial para Dia. Algunos de ellos, ya exfranquiciados, llevan años denunciando conflictos con la cadena, sin éxito en los tribunales. No obstante, aseguran ambos, actuales y pasados, que no tienen miedo al cambio en la cúpula de los supermercados; insisten en que Fridman "ha detectado bien el problema".

Se refieren al plan de transformación que LetterOne, el vehículo inversor de Fridman, ofreció a la cadena junto al anuncio de opa. En lo que era, únicamente, una declaración de intenciones, el fondo hablabla de, entre otras cosas, implementar una nueva propuesta de valor comercial y reajustar los precios y promociones. En esto último, en las promociones y ofertas, es donde los franquiciados dicen que encuentran gran parte de sus dolores.

Desde Asafras, la asociación que representa a los franquiciados afectados de la compañía y que agrupa a exfranquiciados, sobre todo, pero también a franquiciados actuales, insisten en que la política de ofertas de la cadena (Club Dia mediante) les hace polvo. Básicamente, denuncian, porque Dia no les permite recuperar el dinero que pierden con su aplicación.

En concreto, estos franquiciados insisten en que Dia debe repercutirles el dinero que pierden por la gran cantidad de ofertas y promociones que aplica la compañía. Pero no es una demanda vacía, sino que así lo refleja el Manual Operativo de Franquicias que la compañía entrega a sus franquiciados y que explica que "los costes derivados del programa de fidelización, principalmente esfuerzo comercial (margen), serán soportados por Dia" (ver imagen adjunta).

Parte del manual que Dia entrega a sus franquiciados.

Parte del manual que Dia entrega a sus franquiciados.

No obstante, consideran los franquiciados que no se cumple. Y ejemplifican: "Yo compro un artículo a 3 y lo vendo a 4. Dia pone una oferta para que lo venda a 1,5 y no me devuelven la diferencia. En el mejor de los casos, me devuelven el precio de cesión sin IVA", apuntan fuentes de la asociación.

En base, el problema lo encuentran en que, una vez que consiguen fidelizar a un cliente para que forme parte del Club Dia, esos datos los gestiona la cadena, de forma que el franquiciado "no tiene control ninguno" sobre ofertas y cupones descuento. "Es imposible que un franquiciado lo pueda incluir en su contabilidad", indican. Por eso, no les salen las cuentas.

"No sé si he he hecho 50 o 200, me tengo que fiar de lo que me dice Dia, que me puede devolver 80 euros cuando he descontado 500". El citado manual, por su parte, continúa "se garantiza que el programa de cupones será gratuito para el franquiciado (...) se beneficiará de todas las ventajas del mismo sin ningún tipo de coste".

Por otra parte, en el texto que les facilita la compañía se establece que el franquiciado "recibirá el importe del programa por anticipado". Preguntados por esta cuestión, y ante las críticas de Asafras apuntando que se regulariza el cobro a mes vencido, Dia reconoce que el importe anticipado que reciben los franquiciados está basado en una estimación de las ventas, y luego al mes siguiente se regulariza "de acuerdo a lo realmente vendido con cupones". 

Parte del manual que Dia entrega a sus franquiciados.

Parte del manual que Dia entrega a sus franquiciados.

El franquiciado con el que habla este periódico pone de ejemplo un hecho que suele ocurrir en el periodo navideño. "Dia me obliga a comprar un lote de panetone, aunque yo sepa que no lo voy a vender. Después de esos días, tengo que hacer una oferta para quitármelos de encima. Pierdo dinero", explica.

Ante, estas acusaciones de la asociación, Dia se remite a las sentencias judiciales y fallos de la CNMC (que ha enviado a EL ESPAÑOL) en los que se dictan sentencias contra las pretensiones y quejas de Asfras. Insisten desde la compañía que el sistema de franquicias de Dia "es siempre un win to win" y que la trayectoria y los números, siendo la primera franquiciadora de España y tercera de Europa, "avalan un sistema que actualmente cuenta con más de 3.000 emprendedores y sus familias".

En este sentido, la compañía alega que todos los franquiciados tienen acceso a una herramienta online “la web del franquiciado” donde pueden consultar de la evolución de la venta de cada artículo día a día. Reseñan que el franquiciado tiene siempre acceso a los datos de su tienda y dispone de un supervisor que da apoyo a la tienda y un sistema de comunicación para resolver cualquier cuestión sobre el negocio.

En cualquier caso, estas acusaciones llegan después de que la propia cadena de supermercados reconozca en su informe de gestión del 2018 que en la revisión del ejercicio 2017 se han tenido que llevar a cabo distintas correcciones vinculadas con el programa de ofertas de la cadena. En concreto, se ha efectuado "una correcta asignación de los importes devengados por cupones de fidelización abonados a los franquiciados y una adecuada contabilización por la redención de ofertas a franquicias".

La promociones se han convertido, de hecho, en 'caballo de batalla' en el control de la cadena de supermercados. En este sentido, tanto el equipo de Borja de la Cierva, actual consejero delegado, como la propuesta de Fridman, arriba mencionada, contemplan un replanteamiento de las fórmulas en las que se efectúan estas ofertas a los consumidores.

Los despidos sobre la mesa y el folleto de la opa al caer

Estas denuncias que desde la asociación llevan años haciendo, cobran fuerza en un momento en el que la compañía puede cambiar de manos. En ese caso, piden que el sistema de franquicias se reinvente, dando respuesta a problemas como este.

Así, en la parte de los despachos, el folleto de la opa de Fridman por la totalidad de Dia, anunciada el pasado 5 de febrero, será remitido a la CNMV previsiblemente esta semana, toda vez que LetterOne ya ha notificado formalmente la operación de concentración a la Comisión Europea y al Consejo Administrativo de Defensa Económica de Brasil.

No obstante, no es ese el único frente que la compañía tiene abierto. En las tiendas, y al margen de las franquiciadas, los trabajadores esperan a la reunión con los sindicatos para comenzar a negociar el ERE, que afectará hasta 2.100 empleados de la cadena, de una plantilla de cerca de 26.700 en España.