Asamblea de Taxistas en Barcelona.

Asamblea de Taxistas en Barcelona.

Empresas

El Taxi de Barcelona seguirá en la calle pese a la oferta de la Generalitat: ampliar el plazo mínimo para contratar un Uber

El Taxi de Barcelona seguirá en huelga pese a que existe un principio de acuerdo con el gobierno de la Generalitat. La medida se adopta tras una reunión de cuatro horas con el ejecutivo regional, en la que parecía existir un consenso que convencía a los representantes de los taxistas. 

La propuesta de la Generalitat consiste en ampliar los quince minutos de precontratación ofrecidos el pasado viernes. En concreto, el tiempo de antelación necesario para contratar los coches de Uber y Cabify podría ampliarse en base a criterios medioambientales y territoriales. 

Será una decisión que dependerá de lo que decidan los Ayuntamientos, y las horquillas de tiempo vendrán prefijadas por el gobierno de la Generalitat que ahora estudiará la forma de dar viabilidad jurídica al acuerdo.

Además, se vuelve a contemplar una duración del servicio obligatoria. En la jornada del viernes el gobierno regional ofreció al Taxi que los clientes tuvieran que utilizar los coches de Uber y Cabify durante tres horas seguidas. Una propuesta que fue rechazada, ya que el sector exige que haya un período de precontratación de entre 6 y 12 horas. 

Todo eso se articulará en la próxima reunión del consejo de gobierno de la Generalitat que se celebra el martes. Así que, "ante la desconfianza que el sector tiene con los políticos de este país, la asamblea ha decidido mantener la huelga", explica a EL ESPAÑOL el portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez.

Habrá que ver si se puede mantener el pulso del Taxi, dado que la oferta del gobierno catalán está supeditada a que los taxis levantaran la huelga. 

El nuevo decreto será explicado al sector de las VTC el próximo lunes en una reunión que la Generalitat mantendrá con la patronal Unauto. Ahora está por ver si el medio millar de vehículos de Uber y Cabify que han ocupado algunos carriles de la Diagonal optan por retirarse o se mantienen allí hasta que se celebre dicho encuentro. 

Desde las VTC consideran que cualquier tiempo de precontratación que pueda establecerse o un mínimo de tiempo de uso supone liquidar su negocio.