Un hacker esperando a que cometas un error en tu feliz Black Friday.

Un hacker esperando a que cometas un error en tu feliz Black Friday. Pixabay

Empresas CONSUMO

Cinco claves para que no te engañen en el Black Friday

Aunque llevan una o dos semanas bombardeándote con publicidad y ofertas anticipadas, el día oficial del Black Friday se celebra este viernes. Se trata de una jornada donde muchas empresas lanzan descuentos -habitualmente las grandes- y los consumidores aprovechan para darse algún que otro capricho e incluso adelantar compras navideñas, algo cada vez más común.

Esta jornada, que tiene su origen en Estados Unidos, llegó a España de la mano de Apple hace menos de una década. No obstante, fue la liberalización del periodo de rebajas -en 2012- el hito que hizo que se normalizara. 

1. No te fíes de cualquier web

Parece de perogrullo, pero asegúrate de que las ofertas que estás viendo vienen de un lugar seguro. En días como este, "proliferan las páginas que buscan quedarse con nuestros datos bancarios y acceder a las tarjetas de crédito para hacer cargos no autorizados", recuerdan desde Legálitas.

Por eso, ten claro que la web donde haces la compra tenga un protocolo seguro (HTTPS) recuerda que el PIN nunca es necesario en las compras online.

2. Cuidado con la red wifi

Otra de las formas de exponer los datos personales y bancarios es utilizar redes wifi no seguras. Por eso, una cafetería no es el mejor lugar para realizar compras online en este Black Friday. Los expertos de Legálitas avisan: "Una contraseña débil es anzuelo para estafadores e impostores".

Por eso, lo más recomendable es que esperes a disponer de una conexión privada -tranquilidad, los descuentos esperan- y utilices una clave fuerte, con varios números, mayúsculas, minúsculas y signos. Toda precaución es poca.

3. La publicidad es solo eso, publicidad

Y muchas veces es engañosa. Si estás muy interesado en un artículo concreto, es preferible que consultes el precio el día anterior al Black Friday, para asegurarte de que el descuento anunciado es real.

Además, ten en cuenta que todos los descuentos y comunicaciones que te lleguen de diferentes empresas a tu buzón son vinculantes. "Cualquier comunicación por parte de la empresa asegurando un descuento será nuestro seguro para reclamar en caso de que no cumplan con lo prometido", reseña Legálitas. Que no te la cuelen.

4. Las condiciones deben estar claras

Evita problemas posteriores y asegúrate de las condiciones de la compra, los plazos de devolución y, además, de cuánto suponen los gastos de envío, si es que estás haciendo la compra online.

"En cada tienda (física u online) siempre deben figurar todas estas condiciones y la información debe ser clara y comprensible, sin cláusulas abusivas que van en contra de la ley", dicen los expertos de Legálitas.

5. Las denuncias son tu arma

Si la cosa se pone fea, el cliente tiene derecho a reclamar si no se han garantizado sus derechos. Así, y aunque la locura del Black Friday lo impregne todo, los derechos de los consumidores se mantienen exactamente igual que cualquier otro día.

A saber, "derecho de desisitimiento, garantía de los productos, normativa acerca de productos defectutosos, retrasos en al entrega...", enumera Legálitas. Por eso, infórmate y evita un disgusto. Feliz día de compras.