Luis Miguel Gilpérez, en una imagen de archivo.

Luis Miguel Gilpérez, en una imagen de archivo. EFE

Empresas TELECOMUNICACIONES

Las opciones de Luis Miguel Gilpérez para ser el nuevo CEO de Telecom Italia

Miguel Ángel Uriondo Fernando Cano

Luis Miguel Gilpérez, expresidente de Telefónica España que abandonó la compañía en enero, es uno de los tres candidatos que maneja Telecom Italia para asumir el cargo de consejero delegado. Gilpérez sustituiría a Amos Genish, expresidente de Telefónica Brasil y cuyo fichaje por la operadora italiana paradójicamente podría allanar el camino del directivo español.

Según ha adelantado El Economista y ha confirmado EL ESPAÑOL, la candidatura de Gilpérez se suma a la de Luigi Gubitosi y Alfredo Altavilla, este último con mayores posibilidades según la prensa italiana. En el caso de Gilpérez, el hecho de ser español jugaría en su contra por la oleada de nacionalismo que ha impregnado el nuevo gobierno italiano y que intenta incorporar en sus empresas.

No obstante, las fuentes consultadas por este diario indican que el principal activo de Gilpérez es precisamente haber liderado el despliegue de fibra óptica en España. Telecom Italia estaría muy interesada en replicar este plan de desarrollo que ha dotado a nuestro país del mayor despliegue de fibra de Europa. 

Experiencia en Vivo Brasil

La experiencia de Gilpérez como consejero delegado de Telefónica Brasil y Vivo también es clave para el consejo de la teleco italiana que evalúa su candidatura. Para Telecom, Brasil es uno de sus mercados más importantes y la llegada de un directivo con conocimiento del país sería uno de los puntos más relevantes a la hora de elegir a su futuro consejero delegado.

Si es que Gilpérez es finalmente el elegido, el directivo deberá negociar con Telefónica su incorporación a la compañía, ya que todavía no expiran los dos años de incompatibilidad firmados tras abandonar la dirección en España. A favor de Gilpérez juega precisamente la experiencia de Amos Genish, que tras un largo litigio legal finalmente recaló en Telecom tras renunciar a parte de su indemnización.

Negociación con Telefónica

Según ha podido confirmar este diario, Telefónica reformó las condiciones de salida de sus directivos tras este litigio, por lo que ahora las indemnizaciones se pagan al expirar el periodo de no competencia.

De esta manera, Gilpérez simplemente no cobraría este montante si ficha por otra operadora de la competencia. Y Telecom sí lo es, a ojos de Telefónica. Pese a ello, otras fuentes entienden que estamos hablando de una situación similar a pagar la cláusula de un futbolista, algo que no sería un problema para Telecom Italia.