Un taxista durante la pasada huelga del sector en Madrid.

Un taxista durante la pasada huelga del sector en Madrid.

Empresas

El Taxi no se conforma con el decretazo: "Forzaremos a los políticos por las buenas o por las malas. Hay que volver a la calle"

"Se nos agota la paciencia". Es la frase de moda que se puede escuchar entre los taxistas estos días. Parece que esperaban que comunidades y ayuntamientos de toda España siguieran el ejemplo de la Generalitat y el consistorio de Barcelona y comenzaran a legislar contra las VTC, pero no ha sido así. 

La realidad es que tras el decretazo aprobado por el Congreso todo se ha quedado en stand by. La mayor parte de los gobiernos locales y regionales prefieren esperar a conocer qué ocurrirá con las enmiendas que podrán incorporarse al texto en las próximas semanas antes de lanzarse a generar leyes. 

Esa decisión choca contra los intereses del Taxi que, por el contrario, prefieren acelerar lo que para ellos es el fin de las VTC. Así que "se avecinan meses duros" tal y como vaticina el portavoz de Plataforma Caracol, Saúl Crespo, en un audio enviado a los grupos de Whatsapp del sector. En él insta a sus compañeros "a permanecer unidos y apoyar todas las acciones" de reivindicación que están por venir. 

'Manifa' en Madrid

¿La primera de ellas? Una manifestación contra Manuela Carmena en Madrid ante la "desidia" mostrada por el gobierno local que, al parecer, ni siquiera se ha reunido todavía con las asociaciones del sector para determinar qué medidas está analizando para limitar a Uber y Cabify en las calles de la capital. 

Esa desidia la hace extensiva al Gobierno regional, que también tiene competencias y que no tomará medidas porque, siempre según él, "son amigos de las VTC". En definitiva, que "se ríen de nosotros", argumenta Crespo en el archivo de audio que se puede escuchar a continuación. 

Saúl Crespo, portavoz de Plataforma Caracol

"Les pusimos en bandeja que pudieran regular a las VTC", pero "no se ha cumplido ninguna promesa. Mucho vamos a intentar aprobar el reglamento, pero nada de nada", continúa.

Por las buenas o por las malas

Así que el objetivo a partir de ahora es el de "enseñar la patita" porque "se van a reír de nosotros". ¿Solución? Que todos los taxistas apoyen las acciones que propongan las asociaciones del sector en las próximas semanas. 

"Forzaremos a los políticos por las buenas o por las malas a hacer lo que tienen que hacer", continúa, porque "la situación es insostenible y nos están tomando por gilipollas". 

¿Y qué tienen que hacer? Pues comenzar a decidir si las VTC deben tener o no días de descanso, imponerles limitaciones horarias o establecer también especificaciones técnicas a los vehículos. Todo ello mientras confían en que en cuatro años, cuando acabe el período de gracia otorgado por Fomento, las VTC salgan de las calles en cumplimiento del ratio de 1 VTC por cada 30 taxis. 

También contra Sevilla

"Les apoyamos para eso, les votamos para eso. Tenemos mucha paciencia, pero se agota", advierte. Recuerda que tanto la Comunidad de Madrid como el Ayuntamiento "incumplen su palabra y cada día estamos más en el abismo. Tristemente hay que volver a la calle ya y hacer presión. No voy a consentir que se rían de nosotros" asegura, visiblemente enfadado.

Durante su alegato contra los políticos, Crespo carga también contra el Ayuntamiento de Sevilla. Allí los taxistas habían conseguido el compromiso de que se prohibiera a las VTC el acceso al centro histórico. Sin embargo, el consistorio ha decidido no seguir adelante con la medida -en parte- por la presión de las propias compañías del sector de alquiler con conductor, pero también por parte de los hoteles.

Captura del email remitido por el presidente de los hoteleros sevillanos a sus asociados.

Captura del email remitido por el presidente de los hoteleros sevillanos a sus asociados.

Desde allí los 'compañeros' del Taxi han decidido hacer viral entre sus grupos un email de Manuel Cornax, el presidente de los hoteleros. En él se comunica a los directores de hotel que tras conversaciones con el concejal de movilidad, Juan Carlos Cabrera, se permitirá el acceso a la zona histórica "no estableciéndose impedimento alguno", salvo en dos zonas concretas. 

La paciencia tiene un límite

Ese correo va acompañado de otra captura de pantalla de un Whatsapp enviado a Juan Carlos Cabrera en el que se le indica que esa decisión es "indignante y nos parece jugar con dos barajas marcadas". 

Captura del Whatsapp remitido al concejal de urbanismo de Sevilla.

Captura del Whatsapp remitido al concejal de urbanismo de Sevilla.

A continuación se anuncia al concejal que "este email será difundido en las redes sociales y llegará al último taxista de Sevilla. Nuestra paciencia tenía un límite y esto es intolerable". Así que como se puede comprobar, amenaza cumplida. 

Los taxistas sevillanos también están siendo muy activos en sus andanadas contra el Ayuntamiento para intentar poner coto a Uber y Cabify. De hecho, este mismo miércoles se concentraban por sorpresa bloqueando el acceso a los recintos feriales mientras se celebraba el Salón internacional del caballo de pura raza. 

Parece que se avecina un otoño caliente en el sector del Taxi que busca seguir coaccionando a los políticos para conseguir sus objetivos. Todo mientras el Congreso ultima las enmiendas que se estudiarán por los diputados al 'decretazo' de Fomento.

Se trata de una medida que no ha convencido a nadie, como demuestra el que buena parte de las autonomías y ayuntamientos no estén tomando medidas contra las VTC. Prefieren aguantar a ver si, tal como piden los nacionalistas, se ofrece una solución que garantice que será el Estado quien se haga cargo de futuras indemnizaciones a los propietarios de las licencias de alquiler con conductor que vayan a desaparecer.