Imagen del nuevo vehículo que desarrollará Bosch.

Imagen del nuevo vehículo que desarrollará Bosch. Carlos R. Cózar

Empresas

Bosch y Mercedes hacen realidad el transporte autónomo de pasajeros

"Hola, buenos días, a la estación. Por favor". Esta es una de las frases más repetidas en los taxis o plataformas de transporte privado de las principales ciudades.

A esto le quedan, como quien dice, dos días. Las pruebas se vienen desarrollando en muchas ciudades piloto, sobre todo en coches particulares. Pero Bosch, de la mano de Damlier, va a implantar un test en la ciudad californiana de San José para que el transporte público en plena ciudad circule de manera inteligente y sin conductor.

Así, esta prueba piloto tiene previsto su comienzo para la segunda mitad de 2019. Utilizando vehículos automatizados Clase S de Mercedes-Benz, Bosch y Daimler pretenden ofrecer este servicio a una comunidad seleccionada de usuarios en el corredor ‘San Carlos/Stevens Creek’, entre el centro y la zona oeste de San José. Debido a que se espera que su población crezca un 40% durante las próximas dos décadas, el área metropolitana de esta ciudad se enfrenta a crecientes desafíos en materia de transporte. Además, San José quiere prepararse para un futuro en el que los coches autónomos se desplacen por sus calles.

En este sentido, Michael Hafner, vicepresidente de Drive Technologies and Automated Driving en Daimler AG recalcó que "el proyecto piloto es una oportunidad para explorar cómo los vehículos autónomos nos pueden ayudar a satisfacer mejor las necesidades futuras de transporte". Sam Liccardo, alcalde de San José, dice que "desde hace muchos años, impulsamos la conducción autónoma. Con este proyecto piloto generaremos información valiosa para conectar, de la mejor manera, vehículos totalmente automatizados con los usuarios de los futuros servicios de movilidad".

Asimismo, la aplicación para el servicio automatizado de transporte de pasajeros operada por Daimler Mobility Services demostrará cómo se pueden conectar inteligentemente servicios de movilidad tales como el uso compartido de automóviles (car2go), servicios de taxi (mytaxi) y plataformas multimodales (moovel).

Los ensayos operativos proporcionarán información sobre cómo se pueden integrar los vehículos alta y completamente automatizados en una red multimodal de transporte. El objetivo es proporcionar una experiencia digital sin interrupciones, en la que una comunidad seleccionada de usuarios tendrá la oportunidad de pedir un coche que conduzca por sí mismo – y supervisado por un conductor de seguridad - desde un lugar de recogida designado hasta su destino.

Un paso más allá

La movilidad conectada y el desarrollo de transporte público autónomo está dando sus primeros pasos, pero ya se testean las nuevas formas para implementar la inteligencia artificial en nuestros vehículos.

De hecho, no hay que irse muy lejos para comprobar este hecho. Ocho ayuntamientos de Cataluña pusieron en funcionamiento el pasado mes de septiembre, por primera vez y como prueba piloto, un autobús autónomo, eléctrico y sin conductor en circulación real.

La gira catalana del bus autónomo, tal y como se denominó, comenzó el pasado 7 de septiembre en Sant Cugat del Vallès y se prueba en diferentes etapas y recorridos: dos para la realización de las pruebas del recorrido, en el que se graba el trayecto que tendrá que hacer el minibús, y los otros cinco en que ya admitirá pasaje. Después de Sant Cugat, irá a Terrassa, Sabadell, Girona (ámbito universitario), Reus, El Vendrell, Martorell y Vic.