Recreación del nuevo estadio Santiago Bernabéu tras la reforma.

Recreación del nuevo estadio Santiago Bernabéu tras la reforma.

Empresas

FCC, el señor de los estadios: éstas son sus credenciales para el nuevo Bernabéu

Noticias relacionadas

El pasado 1 de agosto quedará marcado como el día uno de la nueva era de las historia moderna de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). La confirmación de que se daba por concluida la redefinición de la empresa, tras cuatro años de profundos cambios, y que arrancaba una nueva etapa. Carlos Slim capitaneó por primera vez la jornada de inversores de la compañía y quiso dejar una serie de mensajes meridiánamente claros.

Además de jurar amor eterno a la empresa en público, “voy a seguir en FCC mientras viva”, en lo que tiene que ver con la división de construcción, Slim marcó las líneas maestras para los próximos años: anteponer lo cualitativo a lo cuantitativo en lo que tiene que ver con qué concursos disputar y apostar muy fuerte por proyectos emblemáticos.

En este contexto, la renovación del Santiago Bernabéu reúne las condiciones marcas por el máximo mandatario de FCC para convertirse en un objetivo prioritario para la empresa. Los 525 millones de euros del presupuesto de la renovación suponen un contrato de una cuantía similar a la que han tenido las construcciones integrales de estadios de equipos de Premier League como el Arsenal o el Tottenham.

Del mismo modo, la singularidad de la obra y lo simbólico del proyecto hacen que el estadio del 13 veces campeón de Europa se convierta en una obra que, por encima de los ingresos que lleve a la compañía, toda empresa de construcción querría tener en su portfolio. El proyecto perseguido por Florentino Pérez desde hace años pretende situar al Santiago Bernabéu como una referencia a nivel mundial en lo que a instalaciones deportivas se refiere.

Profunda especialización en instalaciones deportivas

FCC cuenta con una amplia hoja de servicios en lo que a infraestructuras deportivas se refiere. Una experiencia que la compañía de construcción y servicios quiere poner en valor a la hora de optar a hacerse con la renovación del Santiago Bernabéu.

La empresa liderada por Carlos Slim ha ejecutado más de 25 instalaciones deportivas de grandes dimensiones en todo el mundo que han acogido algunos de los principales eventos en disciplinas como fútbol, tenis, motociclismo y atletismo.

En el fútbol internacional, FCC ejecutó la joya de la corona de la Copa Mundo de 2006, disputada en Alemania. La constructora española construyó el Allianz Arena de Múnich, un estadio valorado en 350 millones de euros, conceptualizado por los arquitectos Jacques Herzog y Pierre de Meuron, que en su momento abrió una nueva etapa a las infraestructuras de esta índole.

El exterior de este estadio está compuesto de 2.874 paneles, cada uno de los cuales puede iluminarse de manera independiente de color blanco, rojo o azul. De esta manera el estadio puede iluminarse en cada partido con los colores del Bayern de Munich o de la selección alemana.

El Allianz Stadium fue un pistoletazo para que FCC pudiera optar a construir otras instalaciones deportivas de primer nivel. La compañía participó también en la Eurocopa 2008, celebrada en Austria, y realizó proyectos en Salzburgo, Innsbruck y Klagenfurt, construyendo o reformando estadios multiusos.

Cuatro años más tarde, en Polonia 2012, construyó tres instalaciones que se han convertido en símbolos del país: el Estadio Nacional de Varsovia, el más grande de Polonia; el PGA Arena en Gdansk; y el Estadio Municipal de Poznan, con todas las localidades cubiertas y una característica grada en ‘U’.

Experiencia con Real Madrid y Barcelona

Las credenciales para optar a hacerse con la construcción del Santiago Bernabéu no se reducen a estadios de fuera de España. FCC construyó la ciudad deportiva del Real Madrid, cuya superficie global abarca 1.200.000 metros cuadrados. Del mismo modo, durante los últimos años amplió el primer anfiteatro, y ejecutó la construcción de la cubierta de uno de los laterales del actual Santiago Bernabéu, elevando el aforo hasta 80.000 espectadores.

Como ni la arquitectura ni los negocios entienden de colores ni de filias y fobias futbolísticas, FCC también ha realizado importantes proyectos con el F.C. Barcelona. La compañía de construcción y servicios realizó la ampliación del aparcamiento subterráneo, del museo y del vestíbulo de acceso al museo. Unas obras en las que también se construyeron nuevos palcos así como el aparcamiento en la grada lateral del estadio. Pese a su complejidad, durante la realización de los trabajos se mantuvo la operatividad total y funcionamiento del estadio.

En la ciudad deportiva del equipo culé, FCC desarrolló las instalaciones deportivas, edificios, residencia, centro deportivo y urbanización interior y exterior. Además se construyeron dos pabellones polideportivos para el entrenamiento de los equipos de balonmano y fútbol sala. Con los nuevos edificios se pusieron en marcha diferentes sistemas de mejora de eficiencia energética promoviendo la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

El ejemplo reciente del Metropolitano

Hace un año, FCC finalizó la construcción del nuevo estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano. Una instalación que las personas más cercanas al máximo mandatario del Real Madrid reconocen es muy de su agrado. El estadio, cuya obra se valoró en 310 millones de euros, ocupa una superficie total de 88.150 metros cuadrados y tiene una capacidad para albergar a más de 68.000 aficionados, distribuidos en aforo general y zona VIP.

Además, el estadio que albergará la próxima final de la Champions League cuenta con más de mil plazas de aparcamiento en su interior y 3.000 plazas más en los exteriores. La cubierta cubre el graderío y posibilita a que el 96% de las localidades estén protegidas de la lluvia.

Pero hay un elemento singular que dota al estadio de una diferenciación con el resto de instalaciones deportivas europeas diseñadas en los últimos años. El nuevo coliseo colchonero es el primer estadio del mundo en contar íntegramente con tecnología LED, transformando así el skyline de la ciudad de Madrid. Recientemente, el Wanda Metropolitano fue elegido mejor estadio del año por los premios “Industry Awards” que entrega el congreso mundial “World Football Summit”.

Otra de las instalaciones ejecutadas en España por FCC para clubes de fútbol ha sido el estadio del RCD Espanyol de Barcelona. Un proyecto que cuenta con capacidad para 40.000 espectadores y que fue reconocido internacionalmente con el Stadium Business Award 2010 a la mejor instalación deportiva mundial del año.

Por su parte, la Nueva Condomina en Murcia tiene una capacidad de más de 30.000 espectadores distribuidos en dos gradas. El estadio destaca por su estética, lo que le convirtió en su época uno de los más modernos del panorama internacional.

En el caso del nuevo Estadio de Ramón de Carranza, en Cádiz, la construcción se realizó por etapas sobre el estadio antiguo, el cual se mantuvo en uso durante todas las fases de obra. Tas el nuevo acondicionamiento esta instalación deportiva puede dar cobijo a 40.000 espectadores

Proyectos fuera del fútbol

La experiencia de FCC no se centra sólo en estadios para clubes de fútbol. La compañía construyó el Centro Internacional de Comunicaciones para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Una obra que la convirtió en la única empresa española que ejecutó infraestructuras de esta cita deportiva. El complejo recibió cada día a más de 20.000 periodistas acreditados que llevaron las retransmisiones de los Juegos a una audiencia de casi 4.800 millones de personas.

De vuelta a la capital española, FCC ejecutó la construcción de La Caja Mágica, una de las instalaciones dedicadas al tenis más modernas del mundo. Cuenta con una superficie de 113.500 metros cuadrados, capacidad para más de 18.000 personas, una cubierta formada por una superestructura fija y tres cubiertas móviles que permiten celebrar los torneos tanto al aire libre como cubiertos.

Del mismo modo, FCC construyó el pabellón deportivo Madrid Arena, el cual cuenta con una capacidad máxima de 10.800 asientos y una superficie construida de 29.800 metros cuadrados. Las gradas retráctiles se encuentran apoyadas en la estructura prefabricada de hormigón. Tienen incorporada una motorización que las recoge, para liberar una superficie de 6.000 metros cuadrados que posibilitará los usos de ferias en este recinto.

La constructora también participó en la reconstrucción del madrileño Palacio de los Deportes. Esta instalación cuenta con un aforo de 15.000 personas, está dotado de gradas telescópicas y cortinas divisorias que permiten obtener distintas configuraciones con capacidades en función de las necesidades de cada evento ya sea deportivo o musical. Al edificio se le ha dotado de tres niveles de aparcamiento, mejorando la accesibilidad del público asistente.

Complejidad del proyecto del Bernabéu

Aún con toda esta experiencia previa, la remodelación del Santiago Bernabéu se presenta como uno de los mayores retos que cualquier empresa de construcción pueda acometer en estos días. Su ubicación en el pleno centro de Madrid y los plazos -debería estar plenamente operativo en 2022- ya lo convertirían de por sí en un reto mayúsculo.

A estas circunstancias hay que sumar un elemento más: La directiva del Madrid pretende que durante el transcurso de las obras la capacidad del estadio no se vea reducida en ningún momento. Una circunstancia que ahora mismo se ha convertido en el principal quebradero de cabeza para todas las empresas que aspiran a construirlo y que va a ser clave a la hora de encontrar a la elegida. 

La cuenta atrás para construcción del nuevo Bernabéu ya ha empezado. Si todo va según lo previsto, antes de final de año debería darse a conocer la empresa seleccionada para ejecutar la renovación del coliseo blanco. Una obra que coincide de pleno con el objetivo que Carlos Slim marcó como prioritario para esta nueva etapa de su compañía.