El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, en el Mobile World Congress de Barcelona.

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger, en el Mobile World Congress de Barcelona. CG

Empresas TELECOMUNICACIONES

MásMóvil lidera el crecimiento de móviles en septiembre con 42.000 líneas

La guerra del verano no solo se ha desarrollado en fijo y en los paquetes convergentes de fútbol. Hay otra lucha, quizás incluso más competitiva, en la que los móviles juegan un papel principal. Una batalla en la que MásMóvil sigue ganando terreno a las tres grandes telecos, en un mes en que las ofertas de gigas gratis y paquetes a mitad de precio han sido los grandes protagonistas.

Los datos de portabilidad preliminares de septiembre, que deberán ser certificados por la CNMC en unas semanas, indican que la teleco amarilla ha ganando 42.200 líneas de portabilidades el mes pasado, históricamente uno de los periodos con mayores movimientos de cambio de operador del año.

Récord de Telefónica

Unas cifras que además les vuelve a situar a la cabeza de las portabilidades mensuales tras ser superados por Telefónica en agosto. De esta manera, la cuarta compañía de telecomunicaciones española llegó a las 38.700 altas móviles en agosto, mientras que Telefónica logró el récord de 68.600 portabilidades. En septiembre, el crecimiento de la primera operadora se ralentizó hasta las 33.400 altas.

En el caso de Telefónica, el bimestre agosto-septiembre es el mejor nunca registrado en móvil. Esto se ha traducido en que además se ha frenado la caída que tradicionalmente se venía registrando en estos meses en años anteriores.  En el móvil la mejora en estos dos meses en más de 131.000 líneas lo de agosto y septiembre de 2017.

Vodafone y Orange

Un mes en que Vodafone ha vuelto a perder portabilidades, esta vez 60.300 bajas, suavizando el desplome de 94.000 de agosto. Orange tampoco ha tenido un buen septiembre ya que se ha dejado 31.000 nuevas líneas que se suman a las 29.000 que ya perdió hace un mes.

Coincidentemente estas dos últimas operadoras se han quejado en público de la ferocidad comercial y de que esta guerra de precios puede terminar pasando factura a sus cuentas en el mediano plazo.