Sucursa de EVO Banco en la calle Serrano de Madrid

Sucursa de EVO Banco en la calle Serrano de Madrid

Empresas

Cuatro claves de la compra de Evo Banco por Bankinter

La esperada compra de Evo Banco por parte de Bankinter se concretó este martes. La entidad cerró un acuerdo con Smart Holdco, propietaria de varios fondos gestionados por vinculadas con Apollo Global Management y de Evo y su filial de crédito al consumo irlandesa Avantcard, pero no ha desvelado el monto de la operación. 

¿Qué ha comprado Bankinter?

La entidad que dirige Dolores Dancausa adquiere el 100% de las acciones de Evo Banco y de su participada en Irlanda, Avantcard, detalla en una presentación remitida este miércoles a la CNMV. 

Es decir, la transacción incluye dos negocios concretos: el de banca minorista en España y la filial irlandesa. Excluye, por tanto, la financiera Evo Finance y todas sus participadas.

Impacto de la operación

Por ahora no se conoce cuánto ha pagado Bankinter para hacerse con Evo Banco y Avantdcard Irlanda. Ambas entidades han acordado no hacer públicos los términos económicos de la transacción hasta que la operación no se cierre, lo que ocurrirá en antes del 30 de abril de 2019, después de las aprobaciones regulatorias pertinentes.

La cifra final dependerá del número de clientes y los saldos efectivamente transferidos, así como del exceso de capital si lo hubiera. Aún así, fuentes del mercado calculan que la operación se situará entre los 150 y 200 millones. Bankinter ha indicado que los negocios adquiridos tendrán un impacto de 99 millones sobre su capital.

Evo Banco y Avantcard, en cifras

Para tomar la decisión, Bankinter ha valorado el crecimiento en cuota de mercado de Evo Banco, así como su aceleración del plan de negocio en banca digital. De Avantcard destaca su "cartera sólida y rentable", el potencial de crecimiento y la diversificación geográfica que aporta.

Evo Banco tiene alrededor de 456.000 clientes, 229 empleados y un balance de 3.000 millones en depósitos y 800 millones en préstamos hipotecarios. 

Avantcard tiene unos 151.000 clientes, 145 empleados y un negocio de 280 millones de inversión en tarjetas revolving -pago aplazado- y 66 millones en préstamos personales. La entidad es el tercer actor por cuota de mercado en el mercado irlandés, por detrás de AIB y Bank of Ireland, con un 15%.

Puntos fuertes para Bankinter

Con la compra de estos negocios, Bankinter ve "una excelente oportunidad" para continuar desarrollando su estrategia de crecimiento en dos áreas clave: banca digital y financiación al consumo.

El negocio de Evo Banco "ayudará a acelerar la implementación de la estrategia digial de Bankinter", apunta la entidad, que ya ve cómo la combinación con COINC les hará tener una "propuesta de valor única y líder en banca digital".

Por su parte, con Avantcard, el banco tiene delante una "oportunidad de crecimiento y diversificación del negocio Bankinter Consumer Finance fuera de España". Es decir, afianza el proceso de expansión internacional después de haber comprado la red minorista de Barclays Portugal en 2016 y de crear Bankinter Luxemburgo en 2012.

La cartera de clientes de banca minorista es uno de los grandes aportes de Evo a Bankinter: juntos sumarán 1.356 millones, según ha detallado la entidad. La masa laboral de ambas entidades ascenderá a casi 6.000 empleados con una red de 450 oficinas -de las que Evo solo pone cinco-.

Combinación de negocios.

Combinación de negocios.

El banco subraya que la operación permite "crear valor para el accionista desde el momento de la firma del acuerdo", y espera un retorno sobre el capital invertido a medio plazo de doble dígito. Al tiempo, se espera que el impacto sobre el balance, los resultados, la solvencia y la liquidez sean "muy limitados y, en todo caso, positivos para Bankinter".