Torre Abengoa, imagen de archivo.

Torre Abengoa, imagen de archivo.

Empresas

Abengoa convoca una junta extraordinaria el 2 de octubre para abordar un 'split'

Abengoa ha convocado junta general extraordinaria de accionistas para el próximo 2 de octubre, en segunda convocatoria, para abordar la propuesta realizada por Inversión Corporativa (IC), sociedad en la que se integran las participaciones de la familia Benjumea y de otras de las familias fundadoras de Abengoa y accionistas minoritarios, de aprobar un 'split' (desdoble de acciones) de diez títulos nuevos por cada uno antiguo, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

IC y estos accionistas minoritarios, que actualmente representan el 3% del capital del grupo, habían solicitado el pasado 21 de agosto al consejo de administración de Abengoa la convocatoria de esta junta extraordinaria antes del 28 de septiembre ante el temor a una futura nueva dilución de su participación ante el cambio de mínimo de cotización realizado en julio por Bolsas y Mercados Españoles (BME) que provocaría una dilución del 90% en las acciones del grupo, "con un grave perjuicio para los inversores".

En concreto, el próximo 28 de septiembre entraría en vigor esta norma que implica la modificación del precio mínimo de cotización de los valores negociados en el mercado continuo a 0,001 euros, respecto del valor de 0,01 euros vigente hasta la fecha.

IC señaló que esto aumentaba la preocupación entre los accionistas minoritarios, debido a que la medida representaría una dilución de la acción del 90% que, sumada a la dilución del 95% ya sufrida en 2016 durante el proceso de restructuración, "supondría en la práctica la desaparición total de las inversiones realizadas".

Asimismo, en el orden de la junta se incluye a petición de estos accionistas la propuesta de instar al consejo de administración a solicitar de forma urgente a BME la suspensión temporal de cotización de ambos tipos de acciones de la compañía hasta que pueda hacerse efectivo el 'split'.

En su petición, IC consideraba de "máxima importancia" poder discutir con el consejo de administración de Abengoa tratar estas medidas y sus consecuencias y advertía que, de no celebrarse la junta y si no se adoptaba una solución, el órgano rector de la compañía "sería responsable de la pérdida patrimonial que esta medida de BME pudiera ocasionar en el valor de la acción".

Acuerdo de reestructuración

El acuerdo de reestructuración de Abengoa, alcanzado en 2016 y que permitió a la compañía esquivar la amenaza del que hubiera sido el mayor concurso de acreedores de la historia de España, supuso una quita del 97%.

Así, los entonces accionistas de la empresa mantuvieron un máximo del 5% de la Nueva Abengoa. Inversión Corporativa, que poseía más de un 50% del capital, vio reducida su participación al entorno del 2,5%.