La ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto, al jurar su cargo

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto, al jurar su cargo

Empresas FUGA DE EMPRESAS

Industria ayudará a la Generalitat a frenar la sangría de empresas en Cataluña

Desde la puestas en marcha del decreto que ha facilitado la salida de empresas, unas 5.000 compañías han abandonado la comunidad autónoma.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha afirmado que el Gobierno ayudará a la Generalitat a atraer inversión tanto extranjera como nacional a Cataluña, tras la fuga de empresas producida a raíz del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2018.

En una entrevista concedida a Europa Press, Maroto ha enmarcado esta iniciativa en el propósito del Gobierno de tratar de mantener a Cataluña como una región "de grandes oportunidades", en la que hay sectores empresariales que siguen invirtiendo "y lo están haciendo bien".

"Desde el Gobierno vamos a acompañar tanto al sector empresarial, así se lo hemos manifestado a las distintas asociaciones, como al Gobierno de la Generalitat, para que Cataluña esté también en el foco de muchas empresas que quieren venir a España y pueden encontrar en esta Comunidad un lugar de inversión atractivo", ha anunciado Maroto.

Derogación del decreto

Preguntada por si, ante el nuevo clima de diálogo que se pretende instaurar entre ambas administraciones, el Gobierno se plantea derogar el decreto que facilitó la fuga de la región de compañías tan emblemáticas como CaixaBank ante la inseguridad jurídica provocada por el desafío independentista, Maroto ha contestado que el Ejecutivo catalán ni siquiera se lo ha pedido, porque es consciente de que "no es la solución" para que las empresas regresen.

"Ni siquiera nos lo han planteado. Yo me he visto con la consejera de Industria, Comercio y Turismo y me ha contado que están haciendo ahora una evaluación del impacto que ha tenido la salida de las empresas para, de alguna manera, captar no las que ya se han ido, que va a ser difícil que vuelvan porque no hay todavía una seguridad jurídica por parte del Govern --no la está dando con declaraciones que están todavía en el independentismo muy activo-- sino que Cataluña siga atrayendo inversión extranjera y nacional. Y ahí nosotros les vamos a ayudar", ha asegurado.

"Ellos mismos creen que aunque se derogue ese decreto no va a ser la solución para que las empresas que se han ido vuelvan", ha añadido la ministra, quien ha descartado que el Gobierno vaya a hacer un llamamiento para que regresen las empresas fugadas, apelando al respeto a la libertad de las compañías de decidir dónde quieren ubicar su sede fiscal.

"Recuperar la normalidad"

Para Maroto, lo importante es "recuperar la normalidad". "Cataluña es una región donde es bueno invertir porque tiene una serie de atractivos que no se han perdido a pesar de la situación política tan compleja", ha explicado la ministra, quien ha constatado que las empresas que siguen en la región no han dejado de invertir y de crear empleo pese a este clima complejo, si bien han transmitido al Gobierno central la necesidad de que les acompañe mientras dure esta situación. "El Gobierno va a estar ahí para que se mantengan las inversiones y para atraer nuevas", ha remachado.