Un restaurante de la cadena La Tagliatella, en una imagen de archivo.

Un restaurante de la cadena La Tagliatella, en una imagen de archivo.

Empresas RESTAURACIÓN

De la Tagliatella a Glovo: AmRest prepara su salida a Bolsa

El grupo de restauración acaba de entrar en el consejo de administración de Glovo tras invertir 25 millones de euros.

Noticias relacionadas

Acaba de conseguir un asiento en el consejo de administración de la española Glovo, después de invertir 25 millones de euros en su ronda de financiación, en la que la plataforma se levantó 115 millones. AmRest, el grupo de restauración dueño de La Tagliatella, sigue ampliando su porfolio de marcas mientras prepara su salida a Bolsa.

"Nuestro compromiso y la cooperación estratégica con Glovo es una potente combinación: uno de los principales agregadores digitales con el principal operador de restaurantes en Europa", aseguraba el grupo de restauración. Además, asegura que este acuerdo supone un gran paso para la construcción de su posición "en el segmento de tecnología y digitalización de la industria alimentaria y de la restauración". 

Con esto, mata dos pájaros de un tiro: refuerza su presencia en España -su segundo mayor mercado- y da el salto al delivery. Así, el desembarco de AmRest en Glovo se materializará con la adquisición de un tramo de las participaciones de nueva emisión de Glovo y la compra de parte de las antiguas a algunos de sus socios. 

Un movimiento con el que la firma polaca pasará a ser coinversora principal, con un 10% de las participaciones de la plataforma. No obstante, no es esta su única apuesta en los últimos días. Este lunes se hizo con la cadena española de hamburguesas Bacoa, fundada en 2010, pasando a operar seis restaurantes en Barcelona y Madrid.

El gigante de restauración AmRest, dueño de La Tagliatella, Blue Frog y Kaab -esos dos últimos en China- controla más de 1.650 restaurantes en 16 países; entre su portfolio, destaca la gestión de las franquicias de KFC, Pizza Hut, Starbucks y Burger King.

El salto a Bolsa, aprobado

Fue el pasado junio cuando la junta de accionistas del grupo polaco aprobó su salida a Bolsa en España. Se acordó entonces la solicitud de admisión a negociación bursátil de las acciones de la sociedad en las Bolsas de Valores de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia. El plazo: un máximo de 12 meses para la puesta en marcha de la decisión.

Amrest, que cotiza en la Bolsa de Varsovia desde 2005, no quiere quitar el ojo a España, donde está contemplando su expansión a través de crecimiento orgánico y adquisiciones -como las de esta semana-. En esto, trasladó su domicilio social en marzo a España, su segundo mayor mercado del mundo, "el más rentable y un mercado estable", dijo entonces la compañía.

"Nuestra ambición es convertirnos en el operador de restaurantes líder de Europa", explicaba Michal Serwatka, director de relaciones con inversores de AmRest. España, dicen desde la compañía, es la plataforma desde la que acelerar su crecimiento.

Lo cierto es que no son los únicos que lo piensan. En los últimos meses, los fondos de inversión están redoblando su apuesta por las cadenas de restauración, convirtiéndose en uno de los sectores más atractivos y con más movimiento. No en vano, durante 2017, las ventas se este sector se incrementaron un 2,5%, hasta los cerca de 36 millones de euros.