Fachada de un hotel de NH.

Fachada de un hotel de NH.

Empresas

Minor quiere exprimir NH: confía en que le aporte un tercio del beneficio neto

La tailandesa Minor International entra en “una nueva era”. Así definía recientemente el CEO de la división hotelera, Dillip Rajakarier, su desembarco, en la que a día de hoy es la segunda hotelera española y la sexta a nivel europeo, NH Hotel.

Después de entrar en el capital de la cadena española comprando la participación de Oceanwood y luego hacerse con la del grupo chino HNA, Minor ha pisado el acelerador y planea hacerse con -al menos- la mitad del capital en cinco meses. La de NH era “una cartera difícil de replicar”, como afirmaba hace tres semanas y no quiere desaprovechar la oportunidad de controlar los 382 hoteles de la española con el objetivo de ampliar su presencia, sobre todo, en Europa y América y "mejorar sus posibilidades de crecimiento a largo plazo". 

Para la tailandesa, el portfolio de NH “es altamente complementario con el de Minor en términos geográficos y de marcas, con un limitado solapamiento. Mientras que las marcas de NH son fuertes en Europa y América, las de Minor lo son en Asia, Australia, Oriente Medio y África”, explica en una presentación a inversores.

Minor tiene actualmente 161 hoteles en 26 países. Su operación se concentra en Asia y Oceanía, donde suma 99 establecimientos y NH no tiene ninguno. Además, tiene 47 hoteles distribuidos en África y Oriente Medio, región donde NH le aporta su establecimiento en Sudáfrica. En América, Minor solo tiene dos hoteles, ambos en Brasil. En este continente, NH le aporta 62 hoteles, uno de ellos el de Nueva York, en Estados Unidos.

Por último, en Europa, la hotelera tailandesa sumará a sus 13 hoteles los 317 de NH, activos que valora especialmente al estar ubicados en las principales capitales y ser “de gran calidad”. “Son activos de alto atractivo, estratégicamente ubicados y en localizaciones urbanas extremadamente difíciles de replicar en las principales ciudades”, subraya Minor. Entre estos activos “altamente atractivos”, la tailandesa señala los 29 hoteles que NH tiene en Madrid y los 22 de Barcelona.

Por marcas, Minor tiene su negocio segmentado en cuatro: Anantara, de lujo; Tivoli y Avani, en el segmento superior exclusivo (upper upscale); y Oaks, superior. La hotelera española también está segmentada en cuatro marcas, una de ellas en categoría superior (NH) y las otras tres en superior exclusivo (Hesperia, NH Collection y nhow).

La tailandesa contempla realizar cambios de marca a los hoteles de NH o a sus hoteles para “maximizar las oportunidades de ingresos” en los respectivos mercados.

NH aportará un tercio del beneficio neto

En cuanto al aporte financiero que NH le puede hacer, Minor estima que alcanzando un 51% del capital, la hotelera española aportará un 28% de su beneficio neto antes de impuestos. El aporte aumenta a un 31% del beneficio si la tailandesa controlara un 55% del capital. Si llega a controlar el 73,5%, límite que marca en su presentación a inversores, el aporte de NH al beneficio neto sería de un 41%.

Según la tailandesa, la combinación de sus cadenas servirá para crear “una plataforma líder en el sector en Asia y Europa”, con marcas que son “fuertes en sus respectivas zonas y logrando presencia en cinco continentes”. Además, “las economías de escala permitirán ser más agresivos en la competición con apuestas tecnológicas disruptivas”.

Minor también quiere aprovechar las sinergias en ventas y distribución, gracias tanto a los programas de fidelización como a la experiencia de ambas hoteleras y a la amplia base de clientes con que ya cuentan.

Controlar la mitad del capital en cinco meses

Para entrar en NH, Minor compró -a través de su filial MHG Continental Holding- parte de la participación de Oceanwood (un 9,7%) hace tres semanas. En estos días le ha comprado el 3,6% restante. En total, el fondo británico se ha embolsado 282 millones.

Después del acuerdo con Oceanwood, cristalizó la esperada venta de la participación de HNA. Cuatro meses después de que el grupo chino anunciara su intención de salir de la hotelera española, Minor le ofrecía 619 millones por el 25,2% del capital.

Esta operación se realizará en dos tramos, la primera se completará este viernes y le dará un 16,8% del capital de NH. El segundo tramo se completará en septiembre.

Con las compras a Oceanwood y HNA, la tailandesa alcanza un 38,2% del capital de NH, razón que le ha llevado a lanzar la opa por el 61,8% que no controla -como marca la legislación española al pasar el umbral del 30%-, aunque su meta inicial sea hacerse con entre un 51 y un 55%.  

Aunque estaba previsto que lanzara la oferta en septiembre, una vez cerrada la compra a HNA, la tailandesa ha decidido adelantar la operación con el fin de hacerse con al menos la mitad del capital en un plazo de cinco meses.

La oferta de Minor es de 6,40 euros por acción, mismo precio que pagó por la participación de HNA y que supone valorar NH en unos 2.500 millones. Está previsto que presente el folleto de la opa antes del 12 de julio.

La tailandesa asegura que su "intención" es que las acciones de NH sigan cotizando en Bolsa, con lo que descarta que la oferta tenga finalidad de exclusión. Por otro lado, aunque no tiene previsto realizar un procedimiento de venta forzosa (squeeze-out) para excluir a los minoritarios, reconoce que “no se ha tomado ninguna decisión al respecto”. Además de HNA y Oceanwood, Hesperia tiene un 9,3% en el capital de NH Hotel y el capital flotante es un 49,4%.

Aunque los planes de la tailandesa estén bien enfilados, queda ver si tiene un ‘verano tranquilo’ y nadie decide mejorar su oferta. El Grupo Barceló, que el pasado mes de noviembre propuso a NH fusionar ambas cadenas y quedarse con un 60%, una oferta que valoraba la cadena que dirige Ramón Aragonés en 2.480 millones, a razón de 7,08 euros por título y una prima del 27% (sobre los 5,56 euros en que se apoyaba la oferta). NH rechazó la oferta por considerar que el valor intrínseco, su alcance ni la ecuación de canje que proponía “no era apropiado”.

La hotelera mallorquina descartó en un primer momento comprar la participación de HNA. Con esa participación ya en manos de Minor y un proceso de opa abierto, los planes de la hotelera podrían cambiar, apuntan fuentes del sector, ya que sería una oportunidad para conseguir una posición mayoritaria, que es lo que en un principio persiguió con su plan de fusión.