Demetrio Carceller, Manuel Manrique y Moreno Carretero tras la última junta de accionistas.

Demetrio Carceller, Manuel Manrique y Moreno Carretero tras la última junta de accionistas.

Empresas

Demetrio Carceller compra un 3,68% de Sacyr para frenar a Moreno Carretero

Busca contrarrestar a otro de los accionistas de la constructora elevando al 16,1% su participación en la compañía.

Demetrio Carceller ha iniciado su escalada en el capital social de Sacyr, con la que busca contrarrestar a otro de los accionistas de la constructora, José Moreno Carretero, al comprar títulos de la empresa representativos del 3,68% de su capital y elevar así al 16,1% su participación en la compañía.

Carceller ha comprado un paquete de 20 millones de acciones a 2,508 euros por acción, según consta en el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta forma, el empresario realiza una primera toma de acciones en su anunciado objetivo de adquirir alrededor de un 5% adicional de Sacyr, con el fin de alcanzar el 20% de su accionariado, según indicaron a Europa Press en fuentes del mercado.

Con este aumento de participación, Carceller busca posicionarse para contrarrestar en la junta de accionistas de Sacyr convocada para el próximo 7 de junio a José Moreno Carretero en el marco de la pugna por el reparto de poder que se ha abierto en el consejo del grupo de construcción.

Moreno Carretero ha promovido un nuevo punto al orden del día de esta asamblea por el que pide cambiar media docena de artículos de los estatuos sociales de Sacyr.

Uno de ellos es contrario a uno de los puntos del orden del día originarios de la junta. Se trata del referente a la edad máxima para ejercer el cargo de primer ejecutivo, que la empresa tiene fijada en los 65 años, edad que el actual presidente ejecutivo, Manuel Manrique, cumplirá el próximo año.

Sacyr ha incluido en la agenda de su junta suprimir este tope de edad, mientras que Moreno Carretero pide que se mantenga para "separar las funciones del presidente y del consejero delegado cuando éste alcance la edad de 65 años", según indica en su complemento del orden del día.

De esta forma, Demetrio Carceller y José Moreno Carretero han abierto la 'batalla' por el reparto de poder en el consejo de la compañía, apenas quince días después de que el grupo reformara su composición y a un mes de la junta de accionistas, donde previsiblemente se saldará la pugna.

Discrepancia sobre participación

Moreno Carretero añade puntos a la junta de Sacyr después de no ver atendida su petición de tener un segundo sillón en el consejo de la empresa en la referida remodelación que se acometió hace unas semanas.

La constructora optó por equilibrar el peso de los accionistas a la baja, esto es, redujo la presencia de otros tres socios y la sustituyó por tres consejeros independientes.

Se da la circunstancia de que este empresario y Sacyr discrepan de la participación que este socio tiene en la compañía. La constructora sólo le reconoce el porcentaje del 5,5% que tiene de forma directa.

No obstante, Moreno Carretero sumaría un 16,1% de Sacyr y se erigiría como su primer accionista en caso de ejecutar la participación indirecta que tiene en el grupo a través de derivados y otros instrumentos financieros.

Además de Carceller y Moreno Carretero, el resto de socios de referencia de Sacyr son Loureda, con una participación del 7,8%, el Grupo Fuertes, con un 6,2% y el presidente de la compañía, con un 1,5%.