José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

Empresas

Bankia gana un 24,5% menos, 229 millones, y completa la integración de BMN

Los beneficios de la entidad entre enero y marzo se vieron lastrados por menores resultados financieros, el efecto de los tipos de interés negativos y la ausencia del beneficio extraordinario que se registró en el mismo período de 2017 por la venta de Globalvia.

Noticias relacionadas

Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 229 millones de euros en el primer trimestre de 2018, lo que supone un descenso del 24,5% respecto al mismo periodo del año anterior.

"Esta caída se explica por el menor resultado de operaciones financieras, el efecto de los tipos de interés en negativo y la ausencia del beneficio extraordinario de la venta de Globalvia contabilizado en los primeros meses de 2017", asegura la entidad en la información enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El margen de intereses se situó en 526 millones de euros, un 4,4% más, como consecuencia de la integración con BMN. "Si se incluyen las cuentas de BMN en los primeros meses del año pasado, esta partida habría descendido un 9,8%, impactada por la nueva repreciación a la baja de la cartera hipotecaria, y el menor rendimiento de la cartera de renta fija tras las ventas y rotaciones realizadas", indica la entidad. 

El margen bruto, por su parte, se elevó a 939 millones de euros, un 6% más que el año anterior, aunque en términos comparables habría supuesto un descenso del 10,4%.

En los tres primeros meses del año continuó la gestión activa de precios tanto en las operaciones de activo como de pasivo, "lo que permitió que el margen de clientes aumentara cuatro puntos básicos (en términos comparables), hasta el 1,57%". La facturación por comisiones se incrementó un 27,2% (un 2,4% a perímetro constante), reflejo de la mayor actividad del banco y la mayor vinculación de los clientes. En esta partida, todos los negocios presentaron una evolución favorable, sobre todo, la comercialización de fondos y de seguros, y la actividad de los medios de pago.

El resultado de operaciones financieras aportó 139 millones de euros, un 14% menos, por las mayores ventas de renta fija que realizó el grupo en el primer trimestre de 2017.

Los gastos de explotación aumentaron un 25,6% por la integración de BMN y, a perímetro constante, se mantuvieron estables (crecieron un 0,8%). De esta forma, la eficiencia se situó en el 51,7%. El banco espera conseguir las primeras sinergias de gastos derivadas de la fusión a partir de mayo.

Las dotaciones a provisiones se redujeron un 8,6% interanual y el coste del riesgo (volumen de provisiones sobre crédito) volvió a descender en ocho puntos básicos, con lo que se situó en el 0,23% a cierre de marzo.

Los riesgos dudosos descendieron en 486 millones en el trimestre y se situaron en 11.631 millones, lo que permitió que la tasa de morosidad se redujera en tres meses en 20 puntos básicos, hasta el 8,7%. En el último año, el descenso ha sido de 90 puntos básicos.

Por su parte, la tasa de cobertura de estos riesgos finalizó marzo en el 55,1%, 380 puntos básicos mejor que hace un año y 430 puntos básicos más que a final de 2017.

Aumentan los clientes

El primer trimestre del año ha estado marcado por la fusión con BMN, destaca el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. "El pasado 19 de marzo se completó la integración de los sistemas y, desde el 1 de abril, los 520.000 clientes procedentes de BMN han dejado de pagar comisiones", apunta en el comunicado.

Goirigolzarri afirma que entre enero y marzo Bankia ha seguido "reforzando su posicionamiento, incrementando mes a mes el número de clientes y, lo que es muy importante, mejorando su nivel de satisfacción”. En concreto, la entidad ha sumado 163.000 clientes en los últimos 12 meses, siendo 95.000 con ingresos domiciliados.