Joris Evers, director de Comunicación Global de La Liga.

Joris Evers, director de Comunicación Global de La Liga.

Empresas MOBILE WORLD CONGRESS

Celebrar un gol junto a Messi ya es posible: la realidad virtual llega a La Liga

La Liga presenta su primer “Innovation Showcase”, evento que mostró lo que se esconde detrás de las cámaras en las retransmisiones de los partidos.

Barcelona

Celebrar un gol del FC Barcelona junto a Lionel Messi en el último clásico ya es posible. Gracias a las gafas de realidad virtual (VR) que La Liga de Fútbol está probando junto a Mediapro, los espectadores ya tienen acceso también a los vestuarios del equipo, a la zona mixta y a una vista privilegiada del encuentro junto a la portería de uno de los equipos. A pie de campo y dentro del terreno de juego.

Parece ciencia ficción, pero gracias a las gafas Samsung Gear ya se puede experimentar con imágenes de los partidos en un entorno multicámara de 180 y 360 grados, vivir los momentos más destacados del encuentro en tecnología 3D y experimentar las estadísticas en realidad aumentada.

LaLiga y Mediapro

Para ello, La Liga grabó durante el pasado clásico de diciembre un conjunto de dos cámaras 360 grados y cuatro posiciones de cámaras en 180, que permitieron la elaboración de una serie de contenidos audiovisuales en 3D y 2D.

Seguir La Liga en realidad virtual es el futuro, pero quizás no esté tan lejano si consideramos el enorme impulso que La Liga está realizando al desarrollo tecnológico de sus retransmisiones. De hecho, la posibilidad -todavía en pruebas- de seguir los partidos mediante VR es solo la continuación de una serie de estrategias que han transformado completamente la retransmisión televisiva de los encuentros.

2.500 millones de espectadores

Una serie de iniciativas que fueron presentadas esta semana en el primer Innovation Showcase, evento que en el contexto del Mobile World Congress, se mostró lo que se esconde detrás de las cámaras. Con el RCD Stadium del RCD Espanyol como telón de fondo, los representantes de la Liga compartieron con periodistas todos estos avances, la mayoría desconocidos para el gran público en un espectáculo que siguen 2.500 millones de personas en noventa países de todo el mundo.

Desde la temporada 2015, la Liga asumió la producción de cada uno de sus partidos fichando a Mediapro como socio estratégico. Un punto de partida a partir del cual, el objetivo es que “los aficionados no solo vean los partidos, sino que los sientan a través de una experiencia audiovisual única”, según indicó Joris Evers, director de Comunicación Global de La Liga.

En esta línea, una de los principales ejes de actuación es la retransmisión de los partidos en 4K-HRD. Para ello se utilizan veinte cámaras HRD en cada partido, pero en ocasiones especiales como el Clásico, Derbis relevantes o partidos decisivos del final de la temporada, este número suele aumentar considerablemente y se introducen otros elementos como helicópteros o grúas. Actualmente se emiten dos partidos en 4K y está disponible en los países donde a está homologada esta tecnología.

En los ojos de cada jugador

Del mismo modo, desde el año pasado se viene usando Intel True View, la tecnología de repetición 360 grados que permite recrear repeticiones en 3D de cualquier jugada y ofrecer a los espectadores una perspectiva única desde cualquier ángulo del terreno de juego. Los vídeos en 2D de cada una de las 38 cámaras instaladas en el estadio se procesan en los servidores Intel. Esta tecnología está ya presente en los campos del FC Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid y el Sevilla y el próximo año llegará a Bilbao y Valencia.

Gracias a esta tecnología también se puede disfrutar del Be the player que sitúa la imagen en la misma posición donde está ubicado el jugador protagonista de la acción, lo que permite a los espectadores ver la escena exactamente igual que el jugador justo antes de realizar la acción. Otra novedad es el Laser Wall, un muro virtual que se sitúa sobre el terreno de juego, permitiendo diferenciar claramente un posible fuera de juego de un jugador.

Durante la visita al campo de El Espanyol se pudo ver el funcionamiento de la Skycam, una cámara cenital situada a 21 metros de altura del terreno de juego que ofrece unas imágenes que hasta cinco años eran imposibles de ver en una retransmisión futbolística. Su altura permite giros y mayor velocidad de desplazamiento ofreciendo una singular perspectiva del terreno de juego.