Visita institucional de las autoridades en la inauguración del Mobile World Congress.

Visita institucional de las autoridades en la inauguración del Mobile World Congress.

Empresas MOBILE WORLD CONGRESS

Soraya intenta transmitir tranquilidad en el MWC ante la amenaza de Dubái

La Vicepresidenta de Gobierno califica a Ada Colau de ser “independentista a tiempo parcial” y pide apoyo institucional para mantener el congreso en Barcelona.

Barcelona

Dubái planea como el gran fantasma sobre la edición de este año del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona. Este emirato ha manifestado públicamente su interés de llevarse la organización del congreso y las últimas manifestaciones y desplantes de las autoridades catalanas y de la Ciudad Condal -lideradas por la alcaldesa Ada Colau- han dado armas para quienes piden mayor estabilidad institucional al evento.

La pregunta ronda todos los pabellones, y por más que las autoridades españolas y los propios organizadores digan públicamente que “Barcelona es el mejor lugar para el MWC”, lo cierto es que la intranquilidad y la incertidumbre es la comidilla de todos los miles de corrillos que se han desarrollado frenéticamente en las primeras horas de la feria transcurridas este lunes.

La propia Soraya Saénz de Santamaría, como máxima representante del Gobierno de España ha intentado poner paños fríos a la situación. Como “presidenta en funciones” de Cataluña ha dado su completo apoyo institucional en evento. La Vicepresidenta arribó ayer a Barcelona y durante toda la jornada del lunes se ha mantenido dentro de las instalaciones del Mobile World Congress.

Visita en solitario

Como ha podido constatar EL ESPAÑOL,  ha aprovechado esta visita para recorrer en solitario las instalaciones de algunas empresas presentes en el pabellón de España para transmitir tranquilidad y normalidad. De momento, sin reunirse formalmente con los organizadores del Mobile.

Posteriormente, en una breve entrevista a RTVE -las únicas declaraciones que ha realizado en el MWC- se mostró crítica con la actitud de Colau, a la que calificó de “independentista a tiempo parcial”. También acusó a la Alcaldesa de Barcelona de subir "el volumen" y de  protagonizar gestos que no ayudan a que el Mobile World Congress se mantenga en Barcelona.

"Pido a todos colaboración institucional y especialmente responsabilidad, la que ha demostrado el Rey con su presencia aquí, lo mismo que el año pasado", ha afirmado Santamaría. La vicepresidenta del Gobierno ha subrayado que el MWC es un "éxito" de España y especialmente de la capital catalana que merece "hacer un esfuerzo institucional" para preservarlo.

"Nos merecemos ferias como ésta"

Respecto de la jornada de este lunes ha indicado que se ha desarrollado con normalidad. "Han podido estar con su majestad el Rey y con el ministro de Agenda Digital. Hemos trabajado y demostrado que en España nos merecemos que haya ferias como esta, porque somos uno de los países que más trabaja en la implantación de las nuevas tecnologías", ha añadido.

Por su parte, el Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital Álvaro Nadal ha indicado que en la inauguración del evento hubo armonía de “casi todos los actores” y destacó lo bien recibido que fue recibido el discurso del Rey entre los asistentes al congreso. Respecto del desplante de Colau y de las manifestaciones en las calles de Barcelona indicó que “todo el mundo tiene derecho a manifestarse”

Nadal: "las instituciones deben defender su papel"

Pero advirtió que “las instituciones deben defender su papel”. “Ayer tocaba defender a Barcelona como ciudad tecnológica y defender al Mobile. Creemos que no era el sitio para hacer otro tipo de planteamientos políticos”. Respecto de la posibilidad de que Dubái se lleve el MWC, Nadal reconoció que hay gente que se quiere aprovechar de la proliferación de estos planteamientos políticos que afectan al congreso y que hay otros “que se lo están poniendo muy fácil”.

Pese a ello y al igual que la Vicepresidenta, recordó que el Gobierno "trabajará todos los días" para que el MWC siga en Barcelona y que para ello ayudan actitudes como la de Rey, al que calificó como uno de los grandes activos de España para mantener este tipo de eventos dentro de nuestro país.