Tiene poco más de dos años, pero FoodBox, la plataforma de restauración de la gestora de capital riesgo Nazca Capital, ya ha conseguido agrupar bajo su sello a las cadenas Papizza, Taberna del Volapié, Santagloria, L'Obrador y MásQMenos, su última adquisición el pasado mes de abril. No obstante, no serán las únicas. La plataforma, que está siguiendo "muy de cerca" el mercado para aglutinar bajo su paraguas más compañías, se prepara ahora para lanzar su propia enseña

Noticias relacionadas

Será durante el primer trimestre de 2018, como parte de sus planes de crecimiento. "Va a ser un concepto muy innovador pero dentro de alguno de los segmentos que ya tenemos", explica a este periódico el CEO de FoodBox, Augusto Méndez de Lugo, que no avanza el nombre pero sí da una pista: "Si Santagloria tiene su L'Obrador por arriba, Volapié o Papizza también lo pueden tener. Irá por esa línea", dice.

En este sentido, el consejero delegado adelanta que quieren hacer "un concepto diferente, divertido", que abarque prácticamente toda la franja horaria y que aporte "mucha frescura" desde el punto de vista del producto y de la ambientación. Empezará en Madrid, que servirá como centro de pruebas para extender -o no- el concepto a otras ciudades.

Dispuestos a seguir comprando

Sin embargo, y a pesar de haber puesto ya en marcha este proyecto, FoodBox no quita ojo al mercado. Es decir, no descarta adquirir más enseñas como las cinco que ya tiene, aunque insinúa que será más tarde. "Hemos tenido conversaciones con gente que está dispuesta a crecer, algunas terminan bien como terminó MásQMenos y otras, por el devenir de las negociaciones, quedan un poquito ahí", apunta Méndez de Lugo, que asegura: "Es cierto que estamos muy cerca del mercado, pero no tenemos ningún acuerdo cerrado a día de hoy con ninguna enseña".

Como ejemplo, el CEO señala que han podido ver "unas 50" operaciones potenciales, pero "no han terminado cristalizando". "Siempre hemos dicho que si existen oportunidades interesantes iremos a por ellas pero hoy no estamos en ninguna fase avanzada", insiste.

Uno de los locales de Taberna del Volapié.

De momento, con sus cinco enseñas ya agrupan cerca de 200 locales. No les asusta el rápido crecimiento. De hecho, pretenden conservar la media de 40 aperturas anuales entre todas las enseñas. "Creamos una estructura que al principio podía parecer un poco pesada pero creaba las bases del desarrollo del futuro. Aquí hay cerca de 50 personas y hace un año había las mismas", explica el CEO.

En ese sentido, aclara que FoodBox, liderado por Carlos Pérez Tenorio (quien fuera director general de Restalia) y él mismo (ex directivo de Burger King) se preparaba para "un crecimiento continuo" desde el principio. No dan cifras, pero aseguran que "van bien", entre otras cosas porque han comprado compañías "que ya estaban en funcionamiento y tenían alguna base". De momento, todos los beneficios que obtienen los van invirtiendo en la compañía. "Nos los daremos cuanto más tarde mejor; ahora lo que generamos lo invertimos en el propio desarrollo de la plataforma", apunta el CEO.

Objetivo franquiciar

En estos últimos tres meses, FoodBox ha batido récords de solicitudes de inversores interesados en algunas de sus enseñas para abrir un franquicia. Unas 700 peticiones mensuales. La franquicia es su modelo de negocio. De hecho, la plataforma cuenta con 12 tiendas propias de las más de 200 bajo su paraguas. El resto, son franquicias. 

"Las propias son tiendas que para nosotros representan una parte importante de nuestros beneficios pero las utilizamos para llevar a cabo innovaciones, enseñar el negocio a potenciales inversores...", explica Méndez de Lugo, que reseña en que la plataforma está trabajando en estrategia digital para poder analizar mejor las solicitudes de franquiciados de forma automática.

Uno de los locales de MásQMenos.

Entre sus planes también está salir fuera de España, aunque prefieren expandirse primero como "una mancha de aceite" sobre todo en las comunidades en las que nacieron sus marcas: Andalucía, Cataluña y Madrid. La mayoría de ellas, creen desde FoodBox, pueden "duplicar" su número de tiendas dentro del país. No obstante, el CEO aclara: "Si nos encontramos un perfil con conocimiento de su mercado local y con experiencia en el sector de la restauración que pueda ser nuestro socio para desarrollar un país, lo haremos".

De momento, su última adquisición, MásQMenos, ya cuenta con cuatro locales en Inglaterra. Además, FoodBox tiene una alianza con el grupo Areas, con el que llevarán  MásQMenos a Francia (Tolouse y Campos Elíseos) el año que viene. Y con este mismo grupo pretenden entrar en otros concursos como Dinamarca, país en el que se han presentado para tener presencia en el aeropuerto de Copenhague. Méndez de Lugo explica que han recibido interés por llevar marcas de FoodBox a EEUU, Marruecos o Italia, "pero de momento no han cristalizado".

"Estamos cómodos con nuestro crecimiento, el mercado lo está asumiendo", dice Méndez de Lugo. Y, de momento, no quieren parar.