El empresario hotelero Antonio Catalán.

El empresario hotelero Antonio Catalán.

Empresas Desafío independentista

Catalán (AC): los efectos de la crisis catalana en el turismo se verán en 2018

El presidente de AC Hotels asegura que ya se aprecia cierta "ralentización" de cara al próximo año.

Noticias relacionadas

El presidente de AC Hotels by Marriott, Antonio Catalán, ha asegurado hoy que no ha notado una caída de las reservas en Cataluña, por lo que considera que se cerrará 2017 como estaba previsto, pero sí se aprecia cierta "ralentización" de cara al año 2018 por lo que de prolongarse la incertidumbre podría tener sus efectos.

Catalán ha afirmado no estar "especialmente preocupado" por los efectos inmediatos de la crisis catalana. "El año va a terminar como estaba previsto", ha apuntado, pues "el cliente de día a día está funcionando de manera más o menos igual, y anulaciones ha habido muy pocas".

"Si esto se prolonga, podríamos llegar a sufrirlo. Si no dura demasiado tiempo, no creo sea un drama", ha añadido no obstante en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press.

Exceltur cifró este martes en 1.197 millones de euros lo que dejará de ingresar el sector turístico en Cataluña, y en especial en Barcelona, en un escenario más moderado, y en hasta 1.796 millones de euros, de agravarse al 30% la caída de la actividad, que ya alcanza el 15%, si persiste la situación de inestabilidad en Cataluña.

Pese a no haber constatado un caída de reservas, Catalán ha llamado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a "desatascar la situación, porque esto no lleva a ningún sitio". "Lo más grave no es la salida de empresas ni el turismo", ha añadido, "sino que han fracturado completamente la sociedad catalana". Antes de reconocer que la situación "no es nada fácil", ha llamado a ambas partes al "sentido común".

Intervenciones "muy prejudiciales" para el turismo

Si bien el presidente de AC Hotels no se ha mostrado preocupado por el efecto de la crisis catalana, sí ha subrayado que "lo que más ha perjudicado" fueron las imágenes que se vieron el 1-O, en concreto, las distintas intervenciones durante la jornada y "cómo se publicaron en todo el mundo".

Catalán ha recordado que manifestaciones como la jornada de este martes en Barcelona, "pacíficas", no repercuten en el turismo puesto que "al turista no le interesa si hay o no independencia en Cataluña".

Sobre la fuga de empresas, Catalán ha reconocido que en el caso de los bancos se encuentra fundamentada "lógicamente" por la salida de fondos --que ya han sufrido algunas--. Si pasara algo, las empresas buscan que su sede esté dentro de la zona euro por "cuestiones de financiación", ha apuntado.

El presidente de la hotelera ha añadido, sin embargo, que cambiar el domicilio social "tampoco tiene mucha importancia" y que se trata "de un tema exclusivamente administrativo", tal y como sucedió cuando la compañía traspasó una veintena de sociedades, afincadas en Navarra, a la Comunidad de Madrid.