La fachada de la tienda Topshop de la Puerta del Sol, en Madrid.

La fachada de la tienda Topshop de la Puerta del Sol, en Madrid.

Empresas Distribución

La británica Topshop cierra todas sus tiendas en España

En tres semanas ha echado la persiana a los locales de Madrid, Marbella, Barcelona y Granada.

E.E.

No hay sitio en España para Topshop, por eso ha decidido replegarse definitivamente del país. Así, la compañía compañía británica, que pertenece al grupo Arcadia, ha desaparecido de nuestro mercado tras cerrar en apenas tres semanas las cuatro tiendas con las que operaba.

Según adelantó el portal Modaes, Topshop ha echado el cierre a sus establecimientos en el mercado español, ubicados en Madrid, Barcelona y los centros comerciales La Cañada (Marbella) y Nevada (Granada). Asimismo, su socio en España, la andaluza Glasak, ha solicitado preconcurso de acreedores.

La primera, en 1999

El primer aterrizaje de Topshop en España fue en Barcelona en 1999. Un año después, inauguraba la que sería su segunda tienda en el país, en la céntrica Puerta del Sol madrileña. En 2001 llegó a Marbella, y no fue hasta el año pasado cuando abrió sus puertas en Granada.

En este sentido, y como recuerda Modaes, en 2006, Arcadia -la matriz de Topshop- firmó un contrato de franquicia con Glasak por el que ambas sociedades se comprometían a realizar, en exclusiva, “transacciones comerciales de compra-venta de productos en España”. En 2016, Glasak entró en pérdidas y aceleró la caída de sus ventas, que apenas superaron los seis millones de euros.

En vista a los resultados, la compañía ha asumido que no consigue conectar con el público español, por lo que ha decidido cerrar los locales con los que operaba en España.