Vista de las oficinas de Wowork en Londres.

Vista de las oficinas de Wowork en Londres. Wework

Empresas Empresas tecnológicas

WeWork, el gigante del coworking de los 20.000 millones, aterriza en España

La compañía arranca con su espacio en un edificio del Paseo de la Castellana controlado por Colonial. Tiene desde junio una filial cuya matriz, como sucede en otras multinacionales del sector tecnológico, en Holanda.

J.M.G.

El gigante de los espacios de coworking WeWork, valorada en unos 22.000 millones de dólares, aterriza, finalmente, en España. Ya controla dos oficinas en Barcelona y Madrid. Es esta última la que va a abrir primero, con su servicio de alojamiento para pequeñas compañías y profesionales independientes.

Las oficinas en Madrid están ubicadas en Paseo de la Castellana 43. Este edificio de oficinas rehabilitado, con 9 plantas y 6.000 metros cuadrados, está en manos de Colonial y que en su momento albergó la sede de la consultora PwC y también de Abengoa (que se mudó en julio de 2016 para ahorrar costes).

WeWork aún no ofrece en su web el espacio que ya tiene disponible en Barcelona. Según publicó Ejeprime, firmó el pasado mes de julio un acuerdo con el grupo catalán Castellví para instalarse en un edificio dentro del distrito 22@, donde se concentran buena parte de las principales empresas tecnológicas.

La estrategia que ha seguido para su aterrizaje en España es similar a la de otros mercados: la compañía no cuenta con propiedades inmobiliarias sino que llega a acuerdos para alquileres a largo plazo. Sin embargo, en mayo llegó a un acuerdo con una firma de inversión con el objetivo de adquirir activos inmobiliarios.

¿Quién es WeWork?

Wework es un proyecto nacido en 2010 que ofrece espacios de trabajo flexible para trabajadores. En Madrid, los precios de lanzamiento van desde los 250 euros (en el caso de puestos individuales para trabajadores hasta 14.500 euros para oficinas privadas con hasta 50 puestos.

La compañía, presente en otros 17 países, ha recaudado más de 4.400 millones de dólares, con inversores que van desde la gestora de fondos Fidelity o T Rowe Price hasta bancos como Goldman Sachs y JP Morgan.

La última inyección de capital recibida tuvo lugar el pasado mes de agosto. En total, 4.400 millones de dólares que fueron aportados por el gigante tecnológico y de las telecomunicaciones japonés Softbank.

Sobre esta valoración de la compañía ha habido debate en los últimos meses. Esos 20.000 millones de dólares representa 20 veces sus ingresos previstos para 2017. Está muy por encima del resto de competidores como Regus. ¿La razón? No sólo se trata de un negocio que crece a gran velocidad (más de un 80% si se cumplen las previsiones para 2017, según CBInsight, con 1.000 millones de dólares de ingresos), sino también por su proyección como conocedor de cómo las empresas trabajan con acceso a gran cantidad de datos, tal y como recordaba la revista Wired en un reportaje reciente.

Con sociedad española desde junio

¿Cómo opera WeWork? La compañía ya tiene su sociedad española creada: WeWork Community Workspace SL. Fue constituida a finales de junio y tiene entre sus administradores a Mike Nolan, el responsable de la planificación de negocio global de la compañía, y Abraham Safdie, vicepresidente del negocio internacional.

Su estructura fiscal es muy similar a otras empresas del sector como Uber o Yahoo: la matriz que controla la filial, Wework Companies International BV, tiene su centro de operaciones en Holanda, un país con una fiscalidad muy favorable y utilizado por multinacionales para reducir la factura tributaria.