Manolo Lama y Jesús Gallego, presentadores de El Golazo de Gol, programa estrella de Gol.

Manolo Lama y Jesús Gallego, presentadores de El Golazo de Gol, programa estrella de Gol.

Empresas CUENTAS ANUALES DE 2016

Roures y el alquiler de Gol disparan los ingresos de la televisión de 'El Mundo'

Veo TV facturó 19,4 millones de euros en 2016, el mismo año en que perdió seis millones por el pago de impuestos de sociedades diferido.  

Veo Televisión S.A.U., sociedad de Unidad Editorial que agrupa su negocio de televisión, facturó 19,4 millones de euros en 2016, según indican las cuentas de la compañía remitidas al Registro Mercantil y a las que ha tenido acceso EL ESPAÑOL. Esto supuso aumentar en un 67% los ingresos de la sociedad tras firmar el contrato de alquiler con Gol, la cadena de TDT en abierto de Jaume Roures y Mediapro.

La compañía basa su negocio en la cesión de sus frecuencias de televisión obtenidas en concurso público en 2001 y ratificadas en 2010. En enero de 2012 dejó la producción propia tras el cierre de Veo TV y desde entonces cede sus canales de televisión, primero a Sony (SET y AXN) y Mediapro mediante una join venture con el diario Marca y luego a 13TV.

El último movimiento se ha producido precisamente tras la salida de la televisión de los obispos en marzo del año pasado después de conseguir una licencia propia en el nuevo concurso de TDT fallado en octubre de 2015. Unidad Editorial firmaba un nuevo contrato de alquiler con Mediapro, la compañía fundada por Jaume Roures, que en junio de 2016 relanzaba Gol. Con ello, Veo pasaba a alquilar nuevamente sus dos frecuencias: a Gol y Discovery (DMax).

13TV: 2,4 millones por el alquiler

Según consta en las cuentas anuales de la sociedad audiovisual, su contrato firmado con 13TV en 2010 por un periodo de 15 años, establecía que la renta anual a partir de 2014 era la mayor entre un importe fijo incrementado más IPC, o bien un porcentaje de los ingresos brutos obtenidos por el arrendatario en el ejercicio.

En 2013 la cadena de los obispos pagó a la editora de El Mundo, Marca y Expansión, un fijo de 2.404.500 euros que se incrementó a 2.483.725 euros en 2014 y 2015. En 2016 la cadena solo pagó la parte proporcional al tiempo que estuvo utilizando la frecuencia de Unidad Editorial, equivalente 282.326 euros por tres meses de alquiler.

En mayo de ese año la sociedad formalizó con Mediapro un nuevo contrato, que oficialmente no fue cursado como un alquiler sino que como un “acuerdo de producción íntegra de la programación del canal”. El contrato fue redactado el 27 de Mayo de 2016, “cediendo el derecho exclusivo a la gestión y explotación de contenidos publicitarios a Mediapro”, según confirma Veo TV en sus cuentas de 2016.

“Otros canales” crece en diez millones

¿Cuánto ha significado este contrato? En las cuentas analizadas por EL ESPAÑOL se refleja que los “ingresos de gestión de otros canales” representaron 18,2 millones de euros, una cifra que sumada al alquiler de 13 TV, más medio millón de euros imputado a ingresos por publicidad, suman el total de 19,4 millones de ingresos de 2016.

Unidad Editorial consignó en sus cuentas de 2015 8,2 millones de euros por “ingresos por gestión de otros canales”, en los que se incluye el acuerdo con Discovery para emitir Discovery Max. Si se suma este apartado, más el alquiler de 13TV de ese año e ingresos por venta de publicidad de también medio millón de euros, obtenemos los 11,6 millones de facturación de ese año.

Entre los dos periodos vemos que lo único que ha cambiado (además de la salida de 13TV) es el fuerte crecimiento de la partida de ingresos por “gestión de otros canales” que ha pasado de 8,2 millones a 18,2 millones. En 2015 solo se incluyeron los ingresos de Discovery y en 2016 los de Discovery más los de Gol.

Mediapro se queda con la gestión publicitaria

Los números demuestran que este crecimiento de diez millones de euros se explica en buena parte por el acuerdo con Gol, aunque ninguno de los dos grupos de comunicación ha confirmado oficialmente este montante. Lo que sí sabemos es el gran tirón que ha tenido Gol en términos publicitarios. Fuentes del sector han confirmado a EL ESPAÑOL, que el crecimiento de los pequeños canales de TDT en el último semestre se explica principalmente por la cadena de Mediapro.

La pasada temporada el canal se hizo fuerte con la retransmisión de los partidos de Copa del Rey del Real Madrid y el FC Barcelona que consiguieron una gran facturación por publicidad. Infoadex no da el detalle por canales pequeños, pero sí ha reflejado que el “resto de televisiones en abierto” que agrupan a cadenas como Dkiss, Dmax, Real Madrid TV, Ten, Paramount, Disney, 13TV y Gol ingresaron 57,8 millones en el semestre, un crecimiento del 29,3%.

No obstante, esta facturación publicitaria no repercute en Unidad Editorial, ya que según el contrato firmado con Mediapro, la empresa de Jaume Roures asume el control de los anuncios de la cadena y por tanto, se queda con toda la facturación. Mediapro tiene contratada con Pulsa la gestión de los espacios publicitarios de Gol.

Gastos mínimos para una televisión

Si analizamos los costes de Veo Televisión vemos que la rentabilidad de la cadena no ha sido difícil de alcanzar desde que Unidad Editorial decidiese dedicarse exclusivamente a alquilar sus canales. Sus gastos de plantilla apenas llegan a los 174.300 euros anuales y sus costes de explotación alcanzan los 2,4 millones de euros. Su mayor coste son los aprovisionamientos, que en 2016 llegaron a los 12,5 millones de euros, todos computados como “trabajos realizados por otras empresas”.

Para una pequeña TDT como 13TV, con grandes espacios de producción propia, los costes anuales rondan los veinte millones de euros, lo que incluye gastos de producción y de plantilla. Ten, una de las cadenas de TDT que comenzó su andadura en abril del año pasado, realizó una inversión de 22 millones de euros para su segunda temporada en antena.

Pérdidas de seis millones de euros

Con los ingresos creciendo un 67% y costes acotados, la televisión de El Mundo registró 3,9 millones de euros de beneficios operativos netos (Ebit), un importante crecimiento frente a las cifras de 2015 cuando se llegó a los 2,3 millones. No obstante, la empresa entró en pérdidas de 6.037.532 euros, que se comparan negativamente los los beneficios de 1.713.82 euros registrados un año antes.

Estas pérdidas se explican por el cómputo de 9,9 millones de euros en concepto de impuesto sobre beneficios. De este montante, 966.000 euros correspondieron a impuesto corriente y otros 610.000 euros a regularización de ejercicios anteriores. La sociedad reconoce la “baja de activos por impuesto diferido con cargo al gasto por impuesto sobre beneficios diferidos”. Eso significa que la sociedad ha decidido computar el cobro futuro de impuestos por valor de 8,3 millones.

Demanda desestimada por Moncloa

En las cuentas de Veo Televisión también se informa que la compañía fue notificada, en diciembre del año pasado, de que perdió la reclamación de responsabilidad patrimonial que planteó ante el Consejo de Ministros por los daños sufridos como consecuencia del cese de las emisiones de dos de sus canales entre finales de abril y primeros de mayo de 2014.

Dicho acuerdo ha sido recurrido en vía contencioso-administrativa ante el Tribunal Supremo. La empresa también reconoce un pago de 1,9 millones de euros en 2015 por el acuerdo que se llegó con un nuevo demandante que impugnó las otros dos licencias que le quedaban.