Un avión de Iberia en el aeropuerto de Madrid.

Un avión de Iberia en el aeropuerto de Madrid.

Empresas

Iberia y Vueling inauguran la nueva etapa del Puente Aéreo Madrid-Barcelona

Con 26 frecuencias diarias operadas entre ambas aerolíneas, Iberia busca recuperar la posición perdida ante el AVE en esta conexión.

A las 11 horas de este miércoles ha despegado el primer avión del nuevo Puente Aéreo de Iberia entre Madrid y Barcelona. Iberia y Vueling operarán cada día 26 frecuencias, con vuelos cada 15 a 30 minutos en horas puntas y cada hora el resto del día, desde las 06.30 a las 21.45 horas.

El servicio sigue ofreciendo la posibilidad de ‘llegar y volar’, pero se permitirá también la reserva y los billetes abiertos, “para que el cliente pueda asegurar su plaza en el vuelo de su elección”, señala Vueling en un comunicado. El cliente podrá acceder a estos servicios tanto en la web como en la aplicación de la aerolínea y se ofrece total flexibilidad sin coste para los cambios.

La aerolínea, que anunció el relanzamiento del servicio en febrero de este año, busca recuperar el terreno cedido en esta conexión a competidores como el AVE. La cuota de mercado entre Madrid y Barcelona se reparte entre el tren de alta velocidad (62%) y el avión (38%), una situación a la que Iberia espera “dar la vuelta”, como ha dicho su presidente, Luis Gallego, en otras ocasiones.

¿Su punto fuerte para lograrlo? El número de conexiones y el tiempo de viaje. La alianza con Vueling ha permitido a Iberia sumar diez frecuencias diarias. Con un tiempo de viaje de hora y cuarto y las 26 frecuencias diarias, además del compromiso de ‘cero trámites’ en el aeropuerto para mayor eficiencia para el pasajero, Iberia planta cara a las tres horas de viaje y los ocho trayectos diarios de AVE.