Elke König, presidenta de la Junta ünica de Resolución (JUR).

Elke König, presidenta de la Junta ünica de Resolución (JUR).

Empresas Santander

La UE rechaza publicar el informe de Deloitte sobre la liquidación del Popular

La responsable de la Junta Única de Resolución asegura que no está nerviosa por los recursos de los accionistas y bonistas que han perdido su inversión.

Bruselas

Noticias relacionadas

La Junta Única de Resolución (JUR), el órgano de la UE que el pasado 7 de junio decidió la liquidación del Banco Popular y su venta por un euro al Santander, no está nerviosa ante la avalancha de recursos que preparan los accionistas y los bonistas que han perdido su inversión. Su presidenta, la alemana Elke König, ha comparecido este martes ante la Eurocámara y ha negado haber cometido ningún error. Al contrario, ha defendido que se trata de una "operación de éxito" pese a las críticas de los eurodiputados españoles por la falta de transparencia.

El parlamentario socialista Jonás Fernández ha asegurado que la liquidación del Popular tiene "zonas oscuras" y ha acusado a König de "locuacidad irresponsable" en los días previos a la caída del banco. También la representante de Izquierda Unida, Paloma López, ha sostenido que la operación plantea "muchas sombras y muchas dudas" y que la JUR "precipitó la crisis de liquidez" con declaraciones y filtraciones. Los eurodiputados le han pedido que publique el informe de la consultora Deloitte en el que se basó la liquidación. 

"En el caso del Popular, cumplimos exactamente lo que dicen las reglas. No ha habido contagio en los mercados y los contribuyentes y los depositantes quedaron protegidos y el banco abrió al día siguiente", se ha defendido König. "¿Estoy muy nerviosa (ante las reclamaciones judiciales)? Hemos intentado tomar la mejor decisión en interés de la estabilidad financiera española, los titulares de deuda senior y los depositantes", ha alegado.

Eso sí, la presidenta de la JUR ha dejado claro que no tiene intención de publicar el informe de Deloitte. Y eso pese a que, además de los eurodiputados, así lo han reclamado el ministro de Economía, Luis de Guindos, los accionistas e inversores afectados o incluso la Asociación Española de Banca. "En cuanto al informe Deloitte, de momento no hay intención de publicarlo. Contiene mucha información confidencial sobre el valor", ha alegado König. 

El informe en cuestión fijaba las necesidades de capital del Popular entre 2.000 millones de euros en un escenario central y 8.200 millones en el más estresado. König no ha querido confirmar si había un tercer escenario con una valoración positiva de 1.500 millones de euros. "Básicamente, para vender se necesita a un comprador y el precio que ese comprador está dispuesto a ofrecer", se ha justificado para explicar la venta por un euro al Santander. La JUR se ha limitado a publicar este martes una versión no confidencial de su decisión de resolución, eliminando todos los datos que pueden considerarse secretos comerciales.

¿Quién paga?

König niega además que la Junta Única de Resolución haya contribuido a acelerar la fuga de capitales del Popular con declaraciones y filtraciones en los días previos a la liquidación. El 23 de mayo, la presidenta dio una entrevista a Bloomberg en la que dijo que seguía la situación de la entidad española como la de muchos otros bancos. Y el 31 de mayo Reuters publicó un teletipo en el que sostenía que König había enviado un aviso, un ultimátum, al Popular.

"No creo que nosotros hayamos desencadenado (la fuga de depósitos)", ha dicho la responsable de la JUR. Asegura que está muy disgustada con la filtración a Reuters y ha negado en varias ocasiones que ella fuera la fuente.

¿Quién será el responsable de compensar a accionistas y bonistas si la justicia tumba las decisiones de liquidación? König no ha querido entrar en el debate y se ha limitado a señalar que los afectados pueden recurrir tanto a través de los tribunales nacionales como del Tribunal de Justicia de la UE. "Nosotros tomamos la decisión de resolución y nuestros colegas españoles (del FROB) la llevaron a la práctica", apunta.

Sobre esta cuestión se ha pronunciado también el vicepresidente económico de la Comisión, Valdis Dombrovskis. "Desde el punto de vista legal, la decisión de resolución es un acto jurídico europeo y puede ser recurrido en el marco del Tratado. En este caso, le tocaría al Tribunal de Justicia de la UE decidir sobre estos recursos", ha afirmado en rueda de prensa tras el Ecofin. Fuentes comunitarias explican que es imposible saber ahora quién tendría que asumir los costes si los tribunales fallan a favor de los inversores.

Los accionistas y los bonistas tienen previsto denunciar tanto al equipo gestor del Popular como al FROB y a la JUR. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha insistido en que los "responsables" de la liquidación del banco son el Banco Central Europeo, que lo declaró insolvente, y la JUR. Y ha resaltado que la operación se llevó a cabo cumpliendo la legislación europea y española.