Juan Luis Cebrián, durante la junta, con Manuel Mirat, el nuevo consejero delegado, al fondo.

Juan Luis Cebrián, durante la junta, con Manuel Mirat, el nuevo consejero delegado, al fondo. Jorge Barreno

Empresas JUNTA DE ACCIONISTAS 2017

Cebrián se mantiene al mando de Prisa y nombra consejero delegado a su delfín Manuel Mirat

El presidente ejecutivo ofrece el puesto de José Luis Sainz para encarrilar el futuro de la compañía.

Prisa celebró su junta general de accionistas en medio de fuertes rumores sobre la continuidad de su presidente ejecutivo Juan Luis Cebrián. El histórico directivo de la compañía se enfrentó a la dura oposición de Amber Capital, el fondo que desde hace meses le quiere apartar del cargo. No obstante, una vez más Cebrián ha logrado salvar la bola de partido y mantenerse en el cargo.

Y además lo ha hecho logrando que el consejo aprobara la designación de un nuevo consejero delegado: Manuel Mirat, hasta ahora consejero delegado de Prisa Noticias, y una de las personas más cercanas a Juan Luis Cebrián. El presidente ejecutivo ha vendido el cambio como una nueva etapa en Prisa dejando atrás la gestión de José Luis Sainz, a quien señala indirectamente por los problemas por los que atraviesa la compañía. 

Sainz, en el cargo desde octubre de 2014, se había vuelto demasiado incómodo para Cebrián y desde hace meses su relación era tensa. De hecho, como ya publicamos en EL ESPAÑOL, Sainz daba por descontada su salida desde hace semanas. Despedirle tendrá un coste de 1,6 millones, a lo que habría que sumarle otros 375.000 euros si es que Prisa quiere que Sainz no trabaje en ninguna empresas de la competencia durante los doce meses posteriores a su salida.

José Luis Sainz, consejero delegado saliente de Prisa.

José Luis Sainz, consejero delegado saliente de Prisa. Jorge Barreno

"Estamos preparados para cobrar por contenidos"     

En su discurso durante la junta Cebrián agradeció los servicios prestados por José Luis Sainz y justificó su salida por la necesidad de emprender una nueva etapa marcada por la reducción del perímetro de la compañía, la reducción de la deuda y el ajuste de las remuneraciones de la alta dirección. Cebrián pidió "tranquilidad y confianza" para pagar la deuda.

Según dijo ante sus accionistas, el objetivo es emprender la postergada reconversión digital y las inversiones tecnológicas entre las que Cebrián ha incluido la posibilidad de cobrar por contenidos digitales. "Estamos preparados, y creemos que el mercado también, para empezar a facturar por nuestros contenidos en la red", indicó.

En su discurso de despedida José Luis Sainz, que se mantendrá en el cargo hasta septiembre de este año, anunció "cambios de gran calado en los próximos meses en Prisa". Una intervención en la que intentó reivindicar su gestión y dio las claves de la marcha del negocio durante el último año.

Sainz se despidió con tres mensajes. Que Prisa necesita un consejero delegado suficientemente respaldado por el consejo de administración, que en el futuro la compañía debe poner foco en los negocios que realmente aporten valor y finalmente pidió a los accionistas que apoyasen a su sucesor.

El consejo de administración de Prisa durante la junta de accionistas de 2017

El consejo de administración de Prisa durante la junta de accionistas de 2017 Jorge Barreno

Cebrián mantiene su contrato 

En cuanto a Cebrián, no ha habido modificación respecto de su contrato por lo seguirá al mando de Prisa al menos hasta diciembre de 2018 con poderes ejecutivo y hasta 2020 como presidente honorífico. Pese a todos los esfuerzos y negociaciones de las última semanas Amber no logró los apoyos necesarios para descabalgar a Cebrián, a pesar de que la gestión del presidente ejecutivo sigue siendo cuestionada dentro del consejo.

La acción sigue cayendo en picado, la confianza de los inversores es nula y los procesos de venta de activos siguen aparcados. Si hace unas semanas se rechazaron las ofertas de Santillana por haber sido consideradas muy bajas, hoy solo tienen un interesado en Media Capital, aunque con una oferta muy inferior a los 450 millones que pide Prisa.

Cebrián sigue siendo incapaz de resolver el problema de la deuda a pesar de sus promesas y se le acumula un macro pago de 950 millones de euros en diciembre del próximo año, coincidiendo con el fin de su mandato ejecutivo. A día de hoy no tienen el dinero para pagarlo y lo que es peor, no hay muestras de que lo consigan en el corto plazo.

Algunas voces esperaban que durante esta junta se anunciase un principio de acuerdo por Media Capital o una ampliación de capital para dar un respiro a la liquidez de la compañía. Nada de esto se produjo con lo que es previsible que las disputas continúen en el consejo a la espera de que se den pasos concretos encaminados a reducir la deuda.

¿Quién es Manuel Mirat?

Manuel Mirat llegó a Prisa hace veinte años desde Arthur Andersen. En 2004 comenzó su carrera meteórica al ser nombrado consejero delegado de Prisacom, en marzo de 2009 fue nombrado director general de operaciones de Sogecable y en diciembre de ese mismo año se hizo con la dirección general de Canal+. Hasta ahora era consejero delegado de Prisa Noticias, área de negocio que incluye a El País, Cinco Días y AS.