Varias cervezas en un bar, en una imagen de archivo.

Varias cervezas en un bar, en una imagen de archivo. EFE

Empresas INDUSTRIA CERVECERA

España llenó 1.500 piscinas olímpicas de cerveza en 2016: bate su récord de producción

La fabricación asciende a 36,5 millones de hectolitros. Andalucía está a la cabeza de las comunidades donde más se bebe.

Noticias relacionadas

La cerveza es reina indiscutible en España. Durante 2016, se batió el récord de producción con 36,5 millones de hectolitros, un 4,3% más que el año anterior, el equivalente a unas 1.500 piscinas olímpicas. España es el cuarto productor de cerveza de la Unión Europea, solo por detrás de Alemania, Reino Unido y Polonia.

Pero no solo se produce, sino que cada vez se bebe más: el año pasado su consumo creció un 3%, alcanzando más de 38,6 millones de hectolitros. De estos, el 64% se consume en hostelería y el 36% restante en el hogar. Sin duda, la cerveza es una bebida social. Su consumo se realiza fuera de casa en bares, restaurantes y cafeterías, de lunes a domingo, siendo la tarde, el aperitivo y la comida los momentos principales en los que se bebe.

A pesar de estas cifras, España tiene uno de los consumos más moderados de la Unión Europea. Según el Informe Socioeconómico de la Cerveza en España, elaborado Cerveceros de España y el Ministerio de Agricultura, su consumo per cápita -por persona- se sitúa en 46,4 litros anuales, frente a la media de 70 litros en la UE.

Pero, ¿a qué se debe este aumento en su consumo? ¿Por qué se bebe más en zonas como Andalucía o Extremadura? El turismo parece ser la respuesta.

Andalucía y Extremadura, a la cabeza

La zona compuesta por Andalucía, el sur de Extremadura y Ceuta y Melilla se mantiene como la primera en ventas de cerveza. Según los datos del informe, aquí se comercializaron 8,1 millones de hectolitros el año pasado, que representan más del 23% del total de las ventas.

La razón apunta a la climatología y, cómo no, al comportamiento del turismo en la zona. Cabe destacar que de los 75,3 millones de turistas que recibió España el año pasado, la mayoría procedían de Reino Unido (12%), Francia (75) y Alemania, (6%), países "tradicionalmente cerveceros", apunta el informe, que reseña el "claro vínculo" entre turismo y consumo de cerveza. Según datos recabados por los autores, el 99,5% de los visitantes extranjeros mayores de 18 años consumieron esta bebida durante sus vacaciones en España.

El resto de lugares de España donde más cerveza se vende son el centro de la península, con 7,5 millones de hectolitros, y el noroeste y las Islas Baleares, que alcanzan los 6,9 millones.

Hostelería y cerveza, siempre de la mano

La cerveza es la bebida fría más consumida en hostelería, y representa el 46% del consumo de los españoles en estos locales. No obstante, suele ir acompañada de algo de comer. Así, destaca el binomio cerveza-tapa que, según datos recabados por la Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR), se da en un 84% de los casos.

La cerveza "supone una cuarta parte de la facturación de los establecimientos de hostelería y llega a un 40% para los locales de menos de 10 empleados", apunta Emilio Gallego, el secretario general de la  FEHR. La cerveza, señala, contribuye a la creación de 300.000 empleos en hostelería.

"Detrás de cada caña hay un agricultor"

Estos datos enorgullecen a las compañías cerveceras y a los hosteleros, pero también al Ministerio de Agricultura. "Detrás de cada caña o botellín que nos bebemos, hay un agricultor", apunta Carlos Cabanas, secretario general de Agricultura y Alimentación.

Para su elaboración, se destina la práctica totalidad del cultivo de lúpulo -530 hectáreas- y gran parte de la producción de malta. En 2016, se cultivaron cerca de un millón de toneladas de cebada cervecera en unas 320.000 hectáreas de campos españoles, de las cuales se seleccionó en torno al 70% para producir cerca de 485.000 toneladas de malta.