Foto de familia en el Jardín del Hotel Orfila. De izquierda a derecha: John Müller, Adjunto al Director de EL ESPAÑOL; Eduardo Abadía, Director Ejecutivo de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF); María José de Cachavera, Franquiciada Natur House; Juan Miguel Pérez-Ilzarbe, Director Internacional de Natur House; María José Burgos García, Subdirectora General de Comercio Interior del Ministerio de Economía y Competitividad; Andrea Lazzari, Presidente de Best Franchisee of the world España; Álvaro Mendiola, Socio de Cuatrecasas Gonçalves Pereira y José de la Torre, Responsable de Franquicias de España de BBVA .

Foto de familia en el Jardín del Hotel Orfila. De izquierda a derecha: John Müller, Adjunto al Director de EL ESPAÑOL; Eduardo Abadía, Director Ejecutivo de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF); María José de Cachavera, Franquiciada Natur House; Juan Miguel Pérez-Ilzarbe, Director Internacional de Natur House; María José Burgos García, Subdirectora General de Comercio Interior del Ministerio de Economía y Competitividad; Andrea Lazzari, Presidente de Best Franchisee of the world España; Álvaro Mendiola, Socio de Cuatrecasas Gonçalves Pereira y José de la Torre, Responsable de Franquicias de España de BBVA . Pablo Cobos

Empresas Foro El Español- Natur House

Crecer bajo el paraguas de una marca: "El éxito de una franquicia es el éxito del franquiciador"

Expertos reclaman más regulación para este modo de emprender y ponen la atención en la conversación.

"Es un sector absolutamente revelador, he visto sus bondades como empresario y como franquiciador". Quien habla es Juan Miguel Pérez-Ilzarbe, director Internacional de Natur House. En esta compañía, las tiendas propias suponen solo un 10% del total de 2.342 establecimientos que ha abierto en 32 países; de estos, unos 600 están en España.

La conclusión de Pérez-Ilzarbe es una de las que se extraen del foro de debate La franquicia como modelo de emprendimiento, organizado por Natur House y EL ESPAÑOL. La historia de Natur House es la de una empresa familiar, nacida en Vitoria hace 25 años, que creció con el modelo de franquicias, pasó a ser internacional y, además, salió a bolsa hace tres años. Pero, ¿qué hay detrás de este modelo? ¿Cuáles son los aspectos en los que hay que trabajar? ¿Hace falta más regulación?

Debate El Español - La franquicia como fórmula de emprendimiento

"La autopista está y los coches circulan bien en ella, pero hace falta poner algunas señales de limitación de velocidad", apunta Álvaro Mendiola, socio del despacho de abogados Cuatrecasas. Y concreta: "Hay que regular lo justo para que el franquiciado esté más protegido pero que le franquiciador no se vea en un ámbito más hostil". Sin embargo, lo cierto es que el modelo de franquicias muchas veces ha echado a andar antes de que la regulación le marcara el camino. Así lo apunta el director ejecutivo de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), Eduardo Abadía, que se inclina por una autorregulación: "Nuestro sector tiene que ser flexible, es difícil crear una norma que cumpla todos los requisitos; tenemos que adelantarnos porque no podemos estar esperando", apunta.

Desde el Ministerio de Economía y Competitividad, la subdirectora de Comercio Interior, María José Burgos García, destaca la importancia de la regulación "para el desarrollo del sector". En este sentido, apunta a que el sector de la franquicia es "innovador y decisivo" para el crecimiento económico, por lo que  hay que hacer una norma "correcta y accesible". "Se aboga por una regulación específica del contrato de franquicia. El marco jurídico quizá no ofrece una seguridad suficiente a la persona o al empresario que quiere emprender este tipo de contrato", dice Burgos García.

Para Mendiola no todos los sectores son iguales ni requieren la misma regulación. "Hay sectores como la restauración que son más problemáticos en franquicias, y ahí se ven prácticas que son muy inadecuadas", apunta. Para este experto, hay una palabra que es clave a la hora de resolver conflictos entre franquiciador y franquiciado: la mediación.

Lo importante: hablar

El socio de Cuatrecasas está convencido de que muchos de los conflictos que ocurren entre los dos actores, franquiciador y franquiciado, pueden resolverse "antes de que estallen". ¿Cómo? "Hay franquiciadores que tienen un sistema de comunicación muy ágil con los franquiciados". Y esa, la conversación, es la clave. En el mundo de las franquicias, donde la marca es la que toma las decisiones, se corre el riesgo de que los franquiciados no se sientan escuchados ni parte del proyecto.

"Existen muchas ventajas como el autoempleo, el know-how, menor riesgo empresarial...pero hay algunos inconvenientes como que estas fuera de la toma de decisiones y que lo que hagan otras tiendas a tu alrededor también te afecta", indica María José de Cachavera, franquiciada de Natur House. Es algo en lo que también están de acuerdo en la AEF. "Soy un gran defensor de la marca, y el problema es la imagen que a veces se le transmite al consumidor final", apunta Abadía. También se inclina por la mediación. "Es el instrumento ideal para una franquicia, las dos partes se necesitan y es el instrumento idóneo para resolver conflictos anticipadamente", asegura Mendiola, que reconoce que "la cultura de hablar" se está instalando en las franquicias en España. 

¿Existe una clave del éxito?

Los franquiciados de éxito tienen algo en común, dice Pérez-Ilzarbe. "Saben vivir el negocio de una manera determinada, su implicación importantísima...eso marca la diferencia y existe por encima de todas las regulaciones", apunta.

¿Cualquiera puede alcanzar ese éxito? Para el responsable de franquicias de España de BBVA, José de la Torre, hay tres aspectos clave: acertar en la selección del candidato, en la selección del local y apostar por la formación. En ese sentido, De la Torre apunta a que la entidad no solo ofrece ayuda financiera al franquiciado, sino que pretende acompañarle cuando decide emprender. "Muchas veces viene de un mundo que no es profesional, no conoce, por ejemplo, qué es el renting...", señala. Por eso, apuesta por el apoyo constante al emprendedor, también cuando el negocio ya está en marcha.

"El éxito de la franquicia es el éxito verdadero del franquiciador", dice Pérez-Ilzarbe. Es el win-win. Todos ganan. "Hay una simbiosis, un entendimiento, una implicación", asegura el director internacional de Natur House. Todos los expertos coinciden. Información, comunicación y sentir la marca como propia; los tres ingredientes necesarios para que una franquicia despegue.