Un avión de Air France-KLM en el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle.

Un avión de Air France-KLM en el aeropuerto parisino de Charles de Gaulle. Reuters

Empresas

Air France-KLM pierde 216 millones en el primer trimestre, un 39,4% más

La empresa transportó entre enero y marzo 20,923 millones de pasajeros, una subida del 5,2% respecto al mismo período del año anterior.

A. Murga / Agencias

Air France-KLM registró unas pérdidas de 216 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un 39,4% más con respecto a los 'números rojos' de millones de euros del mismo periodo de 2016, con un impacto negativo de 72 millones de euros derivado del tipo de cambio de moneda y un mayor coste por el alza del combustible.

El grupo aéreo franco-holandés valoró la mejora el los ingresos unitarios impulsada por la buena evolución del tráfico en los tres primeros meses del año, así como la reducción del coste unitario (-1,7%), pese a las cargas del carburante, y la fuerte generación de caja lograda por la compañía.

La empresa transportó entre enero y marzo 20,923 millones de pasajeros, una subida del 5,2% con un incremento del coeficiente de ocupación de 0,7 puntos porcentuales hasta el 85,4%.

No obstante, considera que el entorno global sigue siendo "muy incierto" ante el entorno geopolítico en el que opera el grupo y los actuales precios del combustible. De enero a marzo, los ingresos del grupo alcanzaron los 5.709 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,9% en comparación con el mismo periodo de 2016.

El resultado neto de explotación fue negativo con unas pérdidas de 143 millones de euros, un 44,4% más en comparación con el obtenido durante el primer trimestre del año pasado.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 269 millones de euros, una mejora del 1,1%, mientras que el resultado bruto de explotación antes de amortizaciones (Ebitdar) fue de 554 millones de euros, un aumento del 4,3% en comparación con el primer trimestre del año anterior.

Por compañías, Air France reportó unas pérdidas de explotación de 123 millones de euros, un 43% más, mientras que sus ingresos trimestrales aumentaron un 1,2% hasta los 3.593 millones de euros. El Ebita fue de 135 millones de euros, lo que supone un 15% menos.

KLM registró unas pérdidas operativas de 17 millones de euros, lo que supone multiplicar por 2,4 veces el resultado negativo anterior. Su volumen de negocio alcanzó los 2.208 millones de euros, un aumento del 3,3%, y el Ebitda ascendió a 132 millones de euos, un 14% más.

Transavia, su filial de bajo coste, registró un resultado de explotación negativo de 77 millones de euros, lo que supone un 22% más, con unos ingresos de 197 millones de euros, una mejora del 23%, impulsada por el crecimiento casi del 23% de los ingresos derivados del aumento del tráfico de pasajeros.

En el primer trimestre, Transavia elevó un 27,7% su oferta por su desarrollo acelerado en Francia, con un incremento del 29,5% del tráfico. Los ingresos del pasaje ascendieron a 188 millones, casi un 23% más.

Aumenta la factura del carburante

En cuanto a los costes totales, ascendieron a 5.710 millones de euros, un 1,3% más que hace un año, con una reducción del 1,7% de los costes de personal, hasta los 1.812 millones de euros.

La factura del carburante se elevó hasta los 1.120 millones de euros durante el primer trimestre del año, un 2,2% más, un incremento de 24 millones de euros.

A 31 de marzo la deuda neta de Air France-KLM alcanza los 11.029 millones de euros con respecto al 31 de diciembre, lo que supone un 0,3% más. Así las cosas el endeudamiento neto se redujo en 137 mimllones. El ratio deuda ajustada/Ebitdar se mantiene en 2,9 veces. El grupo cuenta con un flujo de caja libre de 329 millones de euros.

Objetivos para 2017

Air France-KLM mantiene su objetivo de crecimiento para 2017 para sus compañías (Air France, KLM y Transavia), con un incremento de capacidad de entre el 3% y el 3,5% de capacidad, poniendo el foco en el segmento de la larga distancia y continuando con sus medidas de mejora para el corto y medio radio.

El grupo espera reducir en un 1,5% sus costes unitarios para el conjunto del ejercicio sobre la base de constante de reducción de gastos y precios del combustible, que estima en un ligero descenso.

Su plan de inversión para 2017 se ha fijado en un rango de entre 1.700 millones y de 2.200 millones de euros, con el objetivo de situar su nivel de apalancamiento en el ratio deuda/Ebitda de 2,5 veces para 2020.