Interior de un casino del grupo Cordish.

Interior de un casino del grupo Cordish.

Empresas El nuevo 'Eurovegas'

Cordish se "tomará un tiempo" para decidir si cambia su proyecto en Madrid

Representantes de la compañía se han reunido con la Comunidad de Madrid, que ha detallado los motivos del rechazo del proyecto. 

Noticias relacionadas

El grupo estadounidense Cordish se tomará un tiempo para evaluar si cambia su macrocomplejo de ocio Live Resort en Torres de la Alameda (Madrid) para que cumpla los requisitos que permitirían tramitarlo como Centro Integrado de Desarrollo (CID), si invierte por su cuenta o si descarta el proyecto.

Representantes de la empresa norteamericana se han reunido a mediodía durante dos horas con técnicos de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de la Comunidad de Madrid, quienes les han explicado detenidamente por qué se ha rechazado el proyecto.

Fuentes de la Comunidad han señalado a Efe que los técnicos han detallado qué requisitos incumplen y hacen imposible que se pueda tramitar como CID, y les han explicado que a partir de este punto tienen dos opciones: o bien presentar un nuevo proyecto que sí cumpla con todos los requisitos indispensables, o bien hacer la inversión por su cuenta.

Cordish, según estas fuentes, ha dicho que va a estudiar todas las opciones a partir de ahora.

La Consejería echó para atrás el proyecto al entender que el promotor de Live Resort no garantiza la construcción del complejo en su conjunto y sólo preveía inicialmente levantar la "almendra central", con una inversión de unos 500 millones de euros.

Y para que el proyecto se pueda tramitar con la categoría de centro integrado de desarrollo (CID) -que conlleva la posibilidad de usar cualquier suelo (siempre que no sea urbanizable de especial protección), la autorización de construcción de un casino, y que el tipo impositivo baje hasta el 10%-, no sólo debe garantizarse la construcción de la almendra central, sino todo el macrocomplejo.

Porque en sí misma la almendra central, según la Consejería, no puede tener la consideración de CID al no tener "la relevancia social, económica y de permanencia y sostenibilidad en el tiempo necesaria".

Otra razón para el rechazo esgrimida por la Consejería es que la Comunidad debía asumir unas inversiones de unos 340 millones en infraestructuras, una cifra muy alta teniendo en cuenta que Cordish invertiría solo 500 millones en levantar esa almendra central.

La almendra central de Live Resort estaría compuesta por un hotel de 500 habitaciones, zona comercial y de hostelería, un área de juego, un centro de convenciones, conferencias y reuniones y un aparcamiento, todo ello por unos 500 millones de euros.

Pero el proyecto anunciado hace unos meses planteaba una inversión de más de 2.000 millones de euros, que podrían llegar a 3.000 millones, para levantar un megacomplejo de ocio de 134 hectáreas que generaría unos 56.000 empleos, con hoteles, restaurantes, oficinas, cines, un teatro, un centro de convenciones, un circo permanente y una zona de juego.