Mark Tucker, nuevo presidente de HSBC

Mark Tucker, nuevo presidente de HSBC

Empresas FINANZAS GLOBALES

Mark Tucker, nuevo presidente de HSBC

El consejero delegado de la aseguradora AIA y responsable de su salida a Bolsa, sucederá a Douglas Flint al frente del banco

HSBC, el mayor banco de Europa, ha designado al consejero delegado de la aseguradora panasiática AIA, Mark Tucker, como próximo presidente de la entidad, cargo en el que sucederá a Douglas Flint y en el que tendrá como primera responsabilidad liderar la búsqueda de un nuevo consejero delegado que reemplace en 2018 a Stuart Gulliver.

"Como presidente entrante, Mark Tucker, asumirá la responsabilidad de liderar el proceso de identificación de un sucesor del actual consejero delegado, Stuart Gulliver. Este proceso se espera que concluirá durante 2018 con vistas a responder al deseo expresado por Stuart Gulliver de retirarse para entonces", indicó la entidad, según Europa Press.

Tucker se incorporó a AIA en 2010 y lideró su salida a Bolsa en octubre de ese mismo año y se incorporará a HSBC como presidente designado del Grupo a partir del próximo 1 de septiembre y asumirá el cargo de presidente no ejecutivo de la entidad desde el 1 de octubre de 2017.

Un ex futbolista y gestor 

Además de la dirección de AIA, Tucker ha ocupado desde 2012 y hasta la actualidad un puesto como director no ejecutivo independiente de Goldman Sachs, cargo al que renunciará ante de incorporarse al consejo de HSBC.

Mark Tucker, que nació en Inglaterra en 1957, comenzó su vida profesional como futbolista y vistió las camisetas del Wolverhampton Wanderers, el Rochdale y el Barnet, aunque nunca llegó a a debutar con el primer equipo en ninguno de estos clubes, según un perfil suyo publicado por The Daily Telegraph en 2007. Después de que terminó sus estudios de administración de empresas en la Universidad de Leeds, fue contratado como contable por PricewaterhouseCoopers.

Despedida y retorno a Prudential

En 1986 se unió al grupo Prudential. Al principio gestionó carteras y después de servir en distintos puestos por todo el mundo se convirtió en jefe ejecutivo de Prudential en Asia y director ejecutivo de Prudential plc. Abandonó el grupo en 2004 al ver frustradas sus posibilidades de ascender internamente. Se unió, entonces, a HBOS como director financiero.

Tucker volvió a Prudential en 2005 para sustituir a Jonathan Bloomer, el consejero delegado que intentó fusionarla con American General y que acabó saliendo en medio de duros cuestionamientos. En marzo de 2009, se anunció la marcha de Tucker, quien declaró que había alcanzado todos los objetivos que se había fijado y que lo hacía por motivos "enteramente personales". Tucker, sin embargo, no se retiró y le dijo al Financial Times que "me queda al menos un gran trabajo". Al año siguiente se hizo cargo de AIA.   

Su afición por el fútbol sigue intacta y su empresa, AIA, patrocinó al club Totenham Hostspur en la temporada 2013-2014.