José María Álvarez Pallete durante la presentación de resultados de Telefónica.

José María Álvarez Pallete durante la presentación de resultados de Telefónica. Fernando Villar Efe

Empresas Telecomunicaciones

Telefónica prevé la salida de otros 3.000 trabajadores en España

Espera dejar el equipo en 25.000 empleados. Hasta ahora han salido unos 4.000 con el plan de bajas.

Telefónica lleva años en una batalla por reducir su plantilla en España. Primero en forma de expedientes de regulación de empleo (ERE). Después con planes de bajas incentivadas para los trabajadores más veteranos. Esta última es la modalidad utilizada desde el pasado 2016 para el recorte laboral. Y aún queda mucho por completar. La compañía prevé la salida de otros 3.000 trabajadores en los dos próximos años. En total, el equipo de su filial española rondaría los 25.000 empleados.

Fue el propio presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, quien confirmó los planes ante los analistas en la presentación de resultados del año 2016, hace un par de semanas. El plan de bajas incentivadas aprobado en 2016, junto con el que se ha planteado para los menores de 53 años, supondrá la salida de unos 7.000 profesionales de la compañía sólo en España.

4.000 salidas hasta ahora

De esos 7.000 empleados de los que quiere prescindir la compañía, ya se han sumado al plan de bajas unos 4.000, según precisó Álvarez-Pallete. Quedarían por tanto unos 3.000. A cierre de año la plantilla de Telefónica España se sitúa en 28.107 empleados (-13% frente a diciembre de 2015), según se refleja en las cifras del último trimestre del año. El objetivo es cerrar la plantilla en unos 25.000 efectivos, un 11% menos.

Estas salidas son voluntarias. Hasta ahora, Telefónica España había planteado el expediente de regulación de empleo (ERE) como medida para los recortes laborales. Según el informe anual de la ‘teleco’, entre 2003 y 2007 se adhirieron 13.870 empleados (con unas provisiones para cubrir los costes a 31 de diciembre de 152 millones de euros), mientras que el plan entre 2011 y 2013 acarreó el despido de 6.830 trabajadores (las provisiones en 2016 fueron de 1.350 millones de euros).

Los ahorros de costes

El objetivo último de la compañía de telecomunicaciones es reducir el peso de los gastos laborales en España. “Hemos implementado medidas de reestructuración para mejorar la eficiencia, la productividad y el flujo de caja”, apuntó Álvarez-Pallete en esa conferencia con analistas. ¿Cuánto ha supuesto de ahorro para la compañía? Según sus propios cálculos, permitió ‘salvar’ 207 millones de euros durante el ejercicio pasado.

Evolución del empleo en Telefónica.

Evolución del empleo en Telefónica. EE

Para este año 2017, según sus propias cifras, generarán unos ahorros de 360 millones de euros, a los que se sumarán otros 100 millones de euros gracias a la extensión que llevarán a cabo del plan de bajas durante el año 2018.

Un primer plan de bajas ampliado

La ‘teleco’ dio un golpe de timón en la negociación con los sindicatos el nuevo convenio colectivo firmado a finales de 2015, en el que incluyó un Plan de Suspensión Individual de empleo (PSI) con el que se buscaba prescindir de trabajadores de más de 53 años (con 15 años de antigüedad en la compañía) de Telefónica España, Telefónica Soluciones y Telefónica Móviles. Los empleados dejan la empresa –a la que pueden volver si lo solicitan- recibiendo un 68% del salario bruto hasta su jubilación, manteniendo algunos de los beneficios sociales, la antigüedad y recibiendo el pago de la Seguridad Social por parte de la empresa.

A finales del pasado año se aprobó una extensión del plan hasta el año 2018, para lo que ejecutó una provisión de unos 800 millones de euros con cargo a las cuentas de 2016. Es decir, se extiende a los empleados que cumplan con esas condiciones (más de 53 años y 15 años de antigüedad en la empresa) el 31 de diciembre de 2018. En total, el colectivo potencial que puede acogerse se elevó hasta los 1.800 trabajadores. Según confirman fuentes sindicales, el plazo de presentación para este año concluye el próximo 31 de marzo.

Un segundo plan sin apenas información

A este plan hay que sumar otro plan para el personal y directivos del departamento corporativo, según adelantó EL ESPAÑOL. Se centra en los menores de 53 años (y con más de 10 años de antigüedad) con que se ubiquen en cuatro grandes áreas: la matriz Telefónica SA, Telefónica Digital, I+D y la división del negocio mayorista. Pero también se suman otros con una antigüedad superior a los 10 años. A ellos se les ofrecerá el pago de entre el 50 y el 54 por ciento de su salario bruto durante un periodo de 10 años.

La empresa da también la opción a los trabajadores con antigüedades que van de los 5 a los 10 años que se unan a las salidas. ¿Qué le ofrecen? Indemnizaciones de 60 días por año de trabajo, a las que se suman algunos complementos más.

Sobre este nuevo plan de bajas, no hay apenas información. Desde Comisiones Obreras (CCOO) aseguran a este medio que la empresa no ha ofrecido ningún dato, pues en estas compañías no hay representación sindical. Preguntado por plazos de presentación de ‘candidaturas’, un portavoz de la compañía descarta ofrecer ninguna información.

Lo lógico sería que concluyera este mes de marzo. Según explican varias fuentes de la compañía, se han producido varios vetos para intentar retener a algunos perfiles más altos cuya salida no estaba en los planes de la 'teleco'. En total, este paquete de bajas podría afectar a varios centenares de personas la plantilla de estos equipos.