El Corte Inglés acepta 1.340 peticiones para acogerse a su plan de bajas

El Corte Inglés acepta 1.340 peticiones para acogerse a su plan de bajas El Corte Inglés

Empresas Distribución

El juzgado desestima demanda de Ceslar contra El Corte Inglés por el derecho a información

El juez considera que la falta de remisión de las cuentas anuales no vulneró los derechos del accionista. 

El titular del juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid ha desestimado la demanda presentada por Ceslar, accionista de El Corte Inglés (9,001%), que acusó a la compañía de vulnerar su derecho a la información por no entregarle en tiempo y forma las cuentas de 2013. Dimas Gimeno defiende la salida de Ceslar de su consejo.

La demanda fue presentada por Carlota Areces, representante de Ceslar en el consejo de administración de El Corte Inglés que mantiene otro pleito con la compañía por su expulsión del máximo órgano de decisión del grupo de distribución en agosto de 2015.

Un año antes, en junio de 2014, presentó una demanda en la que pedía que se declarase que se había lesionado su derecho a la información porque las cuentas de la compañía no le fueron remitidas en un plazo prudencial para su examen ni de forma completa antes de su aprobación por parte del Consejo del que formaba parte.

Además, pidió que se declarara nula al acta de la reunión del consejo de 29 de mayo de 2014 que aprobó las cuentas porque no recogió de forma íntegra su intervención.

La accionista denunció que las cuentas le habían sido mostradas con "huecos en blanco", en partidas como los activos y los pasivos fiscales o el gasto en impuesto de sociedades, y que, a diferencia de años anteriores, no le habían sido remitidas por correo electrónico, aunque se le ofreció consultarlas en la sede de la compañía.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, el juez considera que la falta de remisión de las cuentas anuales no vulneró el derecho de información porque en este caso éste se refiere al momento de la Junta y no del consejo de administración que las aprueba.

Además, las cuentas le fueron exhibidas y explicadas por el director de Contabilidad, Óscar Fernández de Llano, quien durante el juicio atribuyó las partidas en blanco a que en dicho ejercicio no se pagaron impuestos y dijo que las cuentas exhibidas eran suficientemente completas para entender la realidad económica del ejercicio. Respecto a dichos huecos en blanco, el juez considera que no consta que tuvieran por objeto "la ocultación de terminados aspectos de la gestión social".

En el ejercicio de 2013, cerrado en febrero de 2014, El Corte Inglés ganó 174,35 millones, el 6,2% más, gracias, entre otros factores, a créditos fiscales.