Alibaba espera aterrizar en la primera parte del año.

Alibaba espera aterrizar en la "primera parte del año". © Brendan McDermid / Reuters Thomson Reuters

Empresas Comercio electrónico

Alibaba dice ahora que abrirá su oficina en España “en la primera parte de este año”

El gigante chino del comercio electrónico, que había prometido su apertura en febrero, no confirma si ya ha reclutado al equipo local.

“En la primera parte de este año”. Este es el nuevo plazo que ofrece el gigante chino del comercio electrónico Alibaba para abrir su primera oficina en España. Hace unos meses, fijaba la fecha de apertura en febrero. La compañía espera constituir un “pequeño” equipo para estos primeros pasos.

“Nuestra idea es abrir en Madrid durante la primera parte de 2017; España es un mercado estratégico para Alibaba en Europa”, apuntan a EL ESPAÑOL fuentes oficiales de la empresa asiática. El pasado mes de octubre, la fecha estaba clara: febrero. No hay justificación para este cambio en los plazos, después de haber nombrado en los últimos meses de 2016 a su director de Desarrollo de Negocio de Alibaba Group para España y Portugal, Ernesto Caccavale.

La compañía tiene previsto incorporar a un pequeño equipo comercial. “Un director de desarrollo de negocio y un equipo de especialistas en desarrollo de negocios que aportará un conocimiento sólido del mercado local”, explica. Pero no asegura si realmente se ha iniciado el proceso de reclutamiento. El objetivo es incrementarlo “a medida que crezca nuestra presencia”.

Para operar con equipo y oficina local es imprescindible la creación de una sociedad o, al menos, la sucursal de una sociedad extranjera. Y al menos por ahora no ha habido movimientos en este sentido en el Registro Mercantil. Hace unos meses se constituyó Aliexpress Europa. Sin embargo, se trata de una compañía fundada por Cui Bojun, uno de los fundadores de ZettaPhone, acusada por supuesto fraude.

Negocio en España

El equipo local tendrá el objetivo de desarrollar dos líneas de negocio. Por un lado, Aliexpress, su tienda de vendedores chinos con productos, en la mayoría de los casos, de bajo precio. Por otro, su gran centro comercial online Tmall, donde cuenta con más de 130 tiendas de algo más de una treintena de compañías españolas (DIA, Zara o el Real Madrid).

“Esperamos crecer mucho y llegar en los próximos años a los 2.000 millones de consumidores… Y necesitamos más y más productos españoles”, apuntaba a EL ESPAÑOL Rodrigo Cipriani, el responsable para España e Italia.

¿Y su máximo competidor, Amazon? 55 millones de euros de ingresos y apenas 660.000 euros por impuestos por sus beneficios en España gracias a sus actividades tradicionales. Ese es el balance del pasado año 2015 que hace la empresa en España entre las tres principales sociedades con las que opera (más allá de la filial con la que gestiona su negocio publicitario). Su compañía dedicada a la logística se consolida como la más importante en volumen, con más de la mitad de esa facturación. Una facturación que no se corresponde con la cifra real, pues ésta se concentra en la sucursal española de su matriz luxemburguesa que no revela sus cuentas.