Con la colaboración de

Economía

Guía para inversores 'millennials': diferencias entre mercados emergentes y mercados en desarrollo

¿Sabías que nueve de cada diez millennials viven en economías emergentes? La economista Piya Sachdeva, de la firma de gestión de activos Schroders, nos explica por qué los mercados emergentes pueden ser interesantes para jóvenes inversores sin miedo a la volatilidad. 

Su influencia en la economía global crece más rápido que los ingresos de algunos youtubers, y representan ya el 40% del PIB global. Hablamos de los mercados emergentes. 

La economista millennial Piya Sachdeva, de la firma de gestión de activos Schroders, que cuenta con 120 profesionales y 13 centros de inversión especializados en mercados emergentes, nos explica por qué pueden ser casi tan atractivos como un crush en Tinder para jóvenes interesados en invertir a largo plazo y sin miedo a la volatilidad. 

¿Por qué debe importar a los millennials la diferencia entre mercados emergentes y mercados en desarrollo?

En primer lugar, porque nueve de cada diez millennials viven en economías emergentes. De hecho, según el Financial Times, el número de millennials en China es mayor al de toda la población de Estados Unidos. Alucinante, ¿verdad?

Cuando pensamos en invertir, los mercados emergentes generalmente tienen un sólido historial de crecimiento a largo plazo, pero el precio de sus activos puede ser volátil. En otras palabras, suben y bajan bruscamente. Incluso aquellos mercados emergentes que están en un rápido ascenso hacia convertirse en mercados desarrollados aún son vulnerables a cualquier sacudida de la economía global. Normalmente más incluso que las economías desarrolladas. Así que, aunque pueden rendir bien a largo plazo, pueden ser un campo de minas a corto. 

Desde esta perspectiva, los mercados emergentes pueden ser atractivos para los jóvenes inversores a quienes no les preocupe la volatilidad. Dicho esto hay que tener en cuenta que los objetivos de inversión de cada uno son diferentes. Y como sucede con cualquier inversión, hay un evidente riesgo en el sentido de que nada garantiza recuperar la inversión inicial. En definitiva, los mercados emergentes son vistos como un riesgo mayor, pero por otro lado ofrecen mayores retornos. 

¿Por qué diferenciar unos mercados de otros?

Estados Unidos o Reino Unido son bastante diferentes a Turquía o México. Cuando hablamos de dónde invertir, podemos identificar características a lo largo de las diferentes economías o mercados y dividirlas en categorías más amplias para evaluarlas de una manera más fácil. Así es como podemos pensar en diferentes áreas de inversión. 

¿Cómo definirías los mercados emergentes y los mercados desarrollados?

Si indagamos un poquito más sobre los diferentes grupos de inversión, la línea es un poco delgada y puede diferir dependiendo lo que busques. El nivel de desarrollo económico es importante. El Fondo Monetario Internacional (FMI), una organización de 189 países que trabaja para fomentar la estabilidad financiera, se fija en lo siguiente:

1) Nivel de ingresos per cápita (por habitante).

2) Diversificación de las exportaciones de un país.

3) Cuál es el nivel de integración de un país en el sistema financiero global.

El índice bursátil MSCI utiliza diferentes definiciones de mercados emergentes a la hora de construir su Índice de Mercados Emergentes. Combina todos los índices de renta variable de los países emergentes en un índice más amplio, teniendo en cuenta variables como el tamaño del mercado, la facilidad para comerciar y la idoneidad de sus leyes.  

¿Qué países son mercados emergentes y cuáles son mercados desarrollados?

Los ejemplos más obvios de economías desarrolladas son Estados Unidos, Reino Unido, Japón y Alemania. Los mercados emergentes incluyen a los BRICS: Brasil, Rusia, India y China. 

Según el índice MSCI, en el grupo de mercados emergentes también están Chile, Colombia, República Checa, Hungría, India, Indonesia, Corea del Sur, Malasia, México, Pakistán, Perú, Filipinas, Polonia, Qatar, Rusia, Sudáfrica, Taiwán, Turquía y Emiratos Árabes Unidos. 

Si alguna vez has estado en Corea del Sur, probablemente no te sorprenderá saber que está en el límite, incluso el FMI no clasifica a esa nación como emergente. 

¿Qué elementos debemos considerar antes de invertir en mercados emergentes?

Los mercados emergentes tienden a tener cada uno su propia idiosincrasia, pero hay algunos factores que nos permiten referirnos a ellos como un conjunto. Como los mercados emergentes presentan mayores riesgos, hay que tener en cuenta un clima de riesgo más amplio. Por ejemplo, si la economía global está en recesión, no es una buena idea invertir en mercados emergentes, sobre todo si estás centrado en el rendimiento a corto plazo. 

La situación del dólar es también importante. Muchos mercados emergentes manejan su deuda en dólares en lugar de en la propia moneda del país. Si el dólar se fortalece, se necesita una mayor cantidad de divisa nacional para poder pagar la misma cantidad de deuda.  Por la misma razón, los tipos de interés en Estados Unidos son clave. Cuanto más altos son los tipos de interés más difícil resulta poder pagarlos.

Si nos fijamos en el comportamiento de los mercados, en el reciente contexto de subida de los tipos de interés en Estados Unidos y fortalecimiento del dólar, los mercados emergentes han pasado por problemas. Especialmente algunas economías más vulnerables, como Argentina y Turquía, han sufrido grandes “liquidaciones” (venta rápida de acciones y activos). A pesar de todo, sigue habiendo oportunidades, por lo que es importante ser muy selectivos a la hora de elegir donde invertir. Si estás considerando invertir en mercados emergentes, compensa contar con un guía experimentado.