Vista de una torre de electricidad.

Vista de una torre de electricidad. EFE

Economía

Mercado regulado o mercado libre, ¿sabes en cuál estás?

Los consumidores son libres para elegir su tarifa, que puede repercutir en el ahorro en la factura de la luz.

Las opciones son solo dos, pero son mayoría los consumidores que desconocen cuál es la suya. Estar en el mercado regulado (denominado Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, PVPC) o en el mercado libre implica tener una tarifa energética diferente, lo que puede repercutir también en el ahorro.

Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en España hay 13.820.826 consumidores en el mercado libre, un 53,5%, frente a 12.005.338 en el PVPC, lo que supone un 46,5%. Las dos opciones tienen ventajas e inconvenientes, pero, ¿qué las diferencia exactamente? Lo que comparten el mercado libre y el mercado regulado son dos de los tres componentes de la factura: los peajes de acceso -fijados por el Gobierno- y los impuestos. El tercer elemento es el que los diferencia: el precio que se cobra por producir electricidad. 

La tarifa PVPC es la antigua Tarifa de Último Recurso (TUR). Básicamente, la fija el Gobierno y está condicionada por cuánto cuesta la energía en el mercado mayorista. Es decir, si se produce luz con las energías más baratas (eólica, hidroeléctrica o nuclear); o las caras, como la de ciclo combinado.

Esta oferta, dirigida a aquellos consumidores con suministro de potencia contratada menor o igual a 10 kW, solo la pueden ofrecer las comercializadoras "de referencia", es decir, las grandes, principalmente Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa. Así, para los que tengan PVPC, el 65% de su recibo de la luz corresponderá a la parte de peajes del sistema eléctrico y los gravámenes que fija el Gobierno, y el 35% restante vendrá determinado por la evolución del mercado eléctrico –conocido como pool- cuyos precios varían para cada hora del día. Por eso, las últimas subidas de luz han afectado solo a quienes tienen esta tarifa; pero las bajadas también repercuten solo en ellos.

Contadores de luz

Contadores de luz Albert Gea Reuters

En el mercado libre están todas las comercializadoras. Son ellas las que marcan el precio: todos los meses, todos los días se paga lo mismo. Así que si sube no se nota, pero si baja tampoco. Ellas también son las que deciden las condiciones de contratación, algo que hay que tener en cuenta a la hora de comparar las diferentes tarifas.

Los clientes que están en mercado libre, apuntan a este periódico desde Iberdrola, "no se ven ni se han visto afectados" por los vaivenes en el precio del pool, que han sido "especialmente llamativos" en las últimas semanas. Cualquier usuario puede contratar la luz con cualquier empresa del mercado libre, sin importar la potencia eléctrica que contraten.

La CNMC dispone de un comparador de precios  que recoge las ofertas existentes en el mercado libre para que puedan ser comparadas fácilmente por los consumidores. El cambio de tarifa eléctrica es totalmente gratuito, tanto de PVPC a mercado libre como a la inversa. 

El PVPC, "la opción más barata"

Tras haber analizado las ofertas en el mercado eléctrico entre julio de 2015 y junio de 2016, la CNMC apuntó que el PVPC (tarifa regulada) fue "la opción más barata de todas las disponibles en el mercado", y supuso un ahorro en la facturación de 32 euros al año, lo que representa alrededor de un 6% de la facturación anual.

Este ahorro con respecto a las ofertas del mercado libre pone de manifiesto, dice la CNMC, que las comercializadoras "no han trasladado a sus ofertas" toda la bajada del precio que ha registrado la electricidad en los mercados mayoristas durante el periodo analizado.

La CNMC estima además que el precio voluntario para le pequeño consumidor (PVPC) ha sido la opción más barata en 2016 para los consumidores domésticos de electricidad, siendo alrededor de un 5% más económica que cualquiera de las ofertas disponibles en el mercado libre.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, lo tiene claro: "El PVPC es variable y es lo más barato. A largo plazo siempre es lo más barato. Yo les digo una cosa ¿por qué las eléctricas nunca llaman para pasar a los consumidores a PVPC? (...) Han llamado a mi madre para convencerle de que saliese del PVPC en esta situación de precios", explicó en la Comisión de Energía del Congreso, donde apuntó que "ahora le puede venir mal este mes, pero no le viene mal en la inmensa mayoría de los meses".

A pesar de "coyunturas como la ocurrida en enero", apuntan desde Facua, desde el punto de vista global, ser del mercado libre y no del regulado puede salir "hasta un 25% más caro". Así lo explica a EL ESPAÑOL el portavoz de la asociación, Rubén Sánchez, que apunta que "el consumidor siempre va tener una tarifa disparada", por lo que abogan por que el Gobierno "intervenga el sector", con el fin de regular las tarifas.

Sea en el mercado regulado o en el libre, es conveniente conocer qué financia nuestra factura y si la tarifa es la adecuada para cada consumo.