Rafa Nadal sigue mirando hacia delante incluso cuando vienen mal dadas. El tenista español acaba de ser eliminado del Master 1000 de Montecarlo, el torneo en el que, seguramente junto al Godó y hasta por encima de Roland Garros, más a gusto se haya sentido jugando al tenis durante toda la carrera. 

Noticias relacionadas

Las condiciones del principado monegasco se adaptan perfectamente a las de su juego, por ello ha salido ganador allí hasta en once ocasiones, ocho de ellas consecutivas, y ha jugado hasta 12 finales en los últimos 16 años. Sin embargo, desde que salió vencedor en el año 2018 ante Kei Nishikori, el balear no solo no ha vuelto a levantar el título, sino que tampoco ha conseguido colarse en el último partido. Bien es cierto que el pasado año el certamen se suspendió por la pandemia.

Los años han provocado que Nadal ya no sea imbatible en tierra batida, aunque sí sigue siendo el mejor jugador del mundo sobre esta superficie y el máximo favorito cada vez que la gira de arcilla comienza. Ya lo demostró el año pasado cuando cayó en el Master 1000 de Roma en cuartos de final, al igual que este año en Montecarlo, y después se proclamó campeón de Roland Garros una vez más.

Rafa Nadal, tras la final de Roland Garros 2020, mordiendo la Copa de los Mosqueteros Reuters

Ahora, Rafa ha repasado su carrera, su futuro y el récord de grandes torneos en una entrevista concedida al medio británico Metro. El de Manacor no sabe hasta cuánto seguirá jugando, aunque al menos se ve con cuerda hasta el 2024: "¿Si seguiré jugando hasta entonces? No puedo predecir lo que pasará en el futuro. Por supuesto, no me veo jugando hasta los 45 años, ¿no? Siempre intento hacer las cosas lo mejor posible para jugar el mayor tiempo posible. Como todos sabemos, llegará algún día en el que no pueda seguir. De momento estoy feliz con lo que hago. Estoy disfrutando y espero tener la oportunidad de seguir participando en los torneos durante los próximos años".

Rivalidad con Djokovic

La carrera de Nadal siempre ha estado marcada por las grandes victorias, aunque asegura que está menos pendiente de los récords que otros como Djokovic: "Disfruto con lo que hago. Estoy feliz de jugar al tenis y de haber jugado en Montecarlo en un gran torneo de nuevo y, por supuesto, quiero ganar más Grand Slam. No hay duda. Pero no soy como Novak, que está más obsesionado con eso, más centrado, y no lo digo de forma negativa".

"Él está más centrado en ese récord por lo que significan estas cosas para él. Es como si siempre estuviese hablando de estos récords y lo bien que lo ha hecho... pero no ha sido mi forma de ver el tenis durante mi carrera. Mi objetivo es mantenerme sano. Claro que soy ambicioso, si no, no estaría en la posición en la que estoy pero creo que tengo una ambición distinta de la de Djokovic. Quiero seguir con lo que estoy haciendo y estar en una posición en la que seguir disfrutando del circuito y conseguir todo lo que sea posible".

Nadal valora muy positivamente todo lo que ha conseguido en su carrera: "Estoy muy contento con la carrera que he tenido. He estado muy satisfecho estos años, pero no tengo que dar un paso atrás en mi motivación por ello. No me frustro si pierdo un torneo, intento ver las cosas de otra forma. Sé que algunas cifras son una auténtica locura y nunca habría soñado con estos números. Pero al mismo tiempo, nunca he tenido mucho tiempo para fijarme en esas cifras"

Novak Djokovic, durante el Masters 1000 de Montecarlo REUTERS

"Espero que al final de mi carrera, cuando deje de hacer lo que estoy haciendo, tenga más tiempo para analizar estas cosas. Ahora estoy concentrado en intentar seguir. El tenis va muy rápido. Tenemos muchos torneos durante el año y por ejemplo en la temporada de tierra batida he jugado Montecarlo y jugaré Barcelona, probablemente Madrid y Roma y después Roland Garros. No hay mucho tiempo para disfrutar de los éxitos. Sé que antes tenía mucho éxito en esta parte de la temporada, pero antes. Este año es otro año y lo único que hago es intentar jugar y entrenar cada día con la actitud correcta e intentar estar en una situación para volver a ser de nuevo competitivo como al principio".

Clave del éxito

Rafa considera que uno de los secretos de su éxito ha sido medirse siempre a los más grandes: "Cuando te enfrentas a grandes rivales, eso te ayuda a tener una idea de qué necesitas para ser mejor. Siempre he tenido grandes rivales desde el inicio de mi carrera, primero con Roger y poco después con Novak. Siempre he tenido esos grandes ejemplos de tenistas que compiten por lo mismo, y eso te ayuda. Pero también quiero pensar, y creo que es así, que mi motivación es mayor que la de los jugadores a los que me he enfrentado. Juego para mí, para mi equipo, mis aficionados, mi familia. No para mis rivales"

Carlos Moyá y Toni Nadal celebran un punto.

"Mi enfoque es que siempre he querido ser un mejor tenista porque entiendo el deporte de esa forma. Entiendo que el deporte consiste en entrenar cada día con el objetivo de mejorar algo, de ser mejor. No porque necesite ser mejor porque me enfrente a Roger o Novak. Es la única forma de la que entiendo el deporte y teniendo en frente a estos jugadores te ayuda a tener una idea de lo que necesitas mejorar".

Por último, Nadal habló sobre las nuevas generaciones y considera que en algún momento llegará algún tenista y les superará como ellos hicieron con Sampras, aunque reconoce que no es fácil: "Es normal que vengan nuevas generaciones y ahora hay una gran generación. Es muy interesante. Sin embargo, es muy difícil elegir uno de ellos, porque posiblemente me equivoque. Pero Medvedev, Zverev, Tsitsipas, Thiem, Shapovalov, Felix Auger-Aliassime o Rublev, hay una gran generación de jugadores fantásticos. Veremos qué pasa en los próximos años. El jugador que más mejor será el que tenga más opciones de éxito. Seguirán su camino, nosotros seguiremos el nuestro y seguimos a aquí para luchar por títulos y con la ilusión de medirnos a estos jóvenes tenistas".

[Más información: Francia reabre su guerra contra Nadal: las acusaciones de dopaje que llegaron a la política]