Rafa Nadal fue el protagonista del último programa de La Resistencia. El tenista español, que viene de hacer historia en la última edición de Roland Garros, valoró tanto los éxitos conseguidos durante toda su carrera como la situación del tenis actual. El balear, sincero, volvió a mostrar su cara más amable.

Noticias relacionadas

El reciente campeón de Roland Garros sorprendió con su mensaje a Gerard Piqué. El jugador del FC Barcelona es completamente diferente a Nadal. La tranquilidad frente a la polémica en los medios de comunicación. Sin embargo, el de Manacor puso en valor la inversión realizada por el catalán en la Copa Davis.

[Más información: La confesión de Nadal sobre Federer a Broncano en 'La Resistencia': más dolorosa, imposible]

Y es que Piqué, por medio de una de sus empresas, configuró una nueva Copa Davis en 2019 que acabó ganándose el visto bueno de aficionados y tenistas. Concentrando todos los partidos en una misma sede, le dio una nueva visión a un torneo de largo recorrido en el mundo del tenis.

Nadal, en La Resistencia, ha aplaudido la decisión del futbolista. "Piqué ha conseguido dinamizar y cambiar la competición. Es una puñetera pasada conseguir llegar a acuerdos con todos para que sea una realidad. Es de máximo agradecimiento que alguien de fuera del mundo del tenis quiera invertir en nuestro deporte", ha indicado el balear.

Más allá de ese torneo, el manacorí también ha recordado su último título adquirido. Nadal ha reconocido que "son muchos Roland Garros" los que ha celebrado. "Es una locura" hasta para él mismo porque "se tienen que dar muchas circunstancias para que ocurra algo así".

Su carrera, sin embargo, no ha sido fácil. Nadal destaca que "los resultados han sido inimaginables" y eso "es una realidad". Pero "no solo en Roland Garros", sino también en el resto de torneos de tierra donde ha conseguido llevarse el galardón. "No puedo decir otra cosa", ha explicado con humildad. "He hecho algo que es de las cosas que estoy más satisfecho. He conseguido tener una carrera larga, que se antojaba difícil".

Su físico, que le ha puesto en problemas en más de una ocasión, "ahora" está "bien". "Hay épocas mejores y peores", tal y como él mismo ha reconocido, pero "si las malas son muy alargadas, es muy cansado". Por ello ha optado por tomarse "más descansos" hasta buscar y encontrar "los torneos que más" le "convienen".

Su rival Djokovic

El serbio fue protagonista en uno de los grandes torneos como el US Open por dar un pelotazo, sin querer, a una de las juezas de fondo. Una acción que supuso su expulsión y de la que Nadal se enteró por un mensaje de WhatsApp. El balear ha reconocido que "la regla es clara" y aunque sea "el colmo de la mala suerte" y "una putada", el árbitro no tenía otra opción.

De paso, el de Manacor ha recordado una de las finales más históricas de Wimbledon y que enfrentó a Nole con Federer"Fue una derrota dura esa. Fue dura", ha apuntado. "No puedo decir eso -que iba con Federer-. Fue un partidazo, pero claro... Al final, los sets que ganó Roger los ganó fácil y los de Novak más difícil. Nuestro partido fue de menos a más. Esta final fue muy emocionante, todos pensamos que ya había ganado Federer".