Rafa Nadal conquistó la madrugada del domingo al lunes su cuarto US Open, su segundo Grand Slam de la temporada, el 19º de su carrera, lo que le colocaba a uno de los 20 que tiene Federer.

Noticias relacionadas

Tras un partido que pasará a la historia, el tenista español se impuso en cinco sets al ruso Medvédev. Las eliminaciones de Federer y de Djokovic dejaron casi en bandeja a Nadal un torneo que la última vez que lo había ganado fue hace dos años. 

En ningún momento del choque, Nadal bajó los brazos y, tras ir ganando 2-0, vio como el ruso le empataba haciendo que el partido se fue al quinto y definitivo set. Mucha culpa de los éxitos del tenista español es la forma con la que se entrena y sus ganas de competir y de ganar.

El balear siempre ha transmitido la máxima profesionalidad en todos sus entrenamientos, algo que se pudo ver en todos sus calentamientos antes de los partidos del US Open.

[Más información: Así fue la celebración de Nadal tras ganar el US Open: lágrimas, mordida de trofeo y éxtasis]