Gazir (Oviedo, 2001) cumplió este viernes su sueño y el de todo freestyler de esta época: conquistar la Final Nacional de Red Bull Batalla. Hace no tanto era uno de los chavales que vibraban con los mejores 'gallos' y ahora puede decir que el mejor es él. Es lo que tiene haber ganado la FMS Internacional y haberse colgado la medalla de oro de Red Bull en tan solo un mes.

Noticias relacionadas

Tocó la cima con solo 19 años en el momento en el que Queen Mary levantó su brazo en el momento de anunciar el veredicto de la final contra el sevillano Sweet Pain. Con el oro en el cuello y la bandera de Asturias en sus manos, Gazir recibió el calor de un WiZink Center rendido a su nuevo campeón.

[Más información: Gazir, campeón de la Red Bull Batalla España 2021: el freestyle español tiene nuevo rey]

En los entresijos del pabellón, EL ESPAÑOL esperó para mantener una charla con Gazir junto a otros medios allí presentes. Con cierta timidez, propia de su edad, pero con una sonrisa imborrable en su rostro, se sentó en un sofá y empezó a responder a todas las preguntas.

Pregunta: Eres el nuevo campeón, pero es curioso que la batalla en la que más sufrieras fuera justo en la primera contra Mister Ego.

"He ido de menos a más y el peor momento ha sido la batalla contra Mister Ego. Era el peor contexto para mí: era en octavos que estás frío y Mister es siempre un rival incómodo, que te va a molestar seguro. Venía muy seguro de mí, pero ahí me entró algo de inseguridad al ver que te dan réplica contra un rival que no parte como favorito, en octavos... Por suerte me he levantado ahí y he ido de menos a más en el resto de la Final Nacional".

¿Qué tienen todos estos éxitos de ahora de aquella derrota contra Bnet en la final de FMS España 2021?

"A mí, personalmente, perder siempre me ha venido muy bien para aprender de los errores y mejorar. La derrota contra Bnet me sirvió porque fue muy dura. Creo que desde entonces he pulido muchas cosas de mí freestyle, por ejemplo, argumentalmente era muy fácil ponerme incómodo en una batalla, y creo que he mejorado eso mucho y al ganar esta Red Bull lo he demostrado del todo"

Cuando uno se corona campeón nacional de Red Bull, ¿qué es en lo primero que uno piensa?

"Lo primero que he pensado ha sido: ¿por qué yo? Cuando gané la FMS quedé como en shock y sentí mucha alegría. Creo que me lo merezco, pero han pasado tantas cosas buenas últimamente que al final es normal que pienses eso si eres un chaval normal al que le ha tocado esto. Es un momento de shock. Obviamente, he pensado primero en mis colegas de Asturias que estaban en el público, en mi madre y mi hermana que han venido también. He pensado en la gente que ha estado conmigo desde el principio y siempre va a estar".

Han sido dos años tan intensos que han parecido quince

Campeón de FMS Internacional y de Red Bull España en menos de un mes. ¿Cómo lleva alguien de 19 años la presión en un momento así?

"Por suerte, llevo tiempo con la presión. No mucho, pero como me di a conocer con 17 sí que llevo conviviendo con ella durante los dos últimos años de mi vida. Era mucho más duro antes que ahora. Han sido dos años tan intensos que han parecido quince. La presión en sí lo hace más intenso y más duro todavía. Te ayuda a vivir esas cosas a las buenas y a las malas".

¿Hubiera sido más especial una final contra Blon?

"Es verdad que Blon y Sweet Pain son dos rivales en el freestyle con los que puedo tener más historia detrás por mis enfrentamientos. Con ambos me molaba. Aún así, creo que con Blon hubiera sido más significativo. Él sabe que era mi favorito cuando yo solo estaba en el público, era de los que se cabreaba cuando Errecé le cogía en primera y le ganaba... Yo quería siempre que ganara Blon.

Enfrentarme a él en una final de Red Bull Nacional, en el WiZink, sería el culmen de todo eso. Se lo dije en semis: 'Tenemos que llegar a la final'. Al final no se pudo dar, pero ha dado un papel increíble, me ha sorprendido incluso, y lo que ha hecho hoy ha sido de admirar otra vez, sobre todo el mantenerse otro año ahí".

¿Qué batalla de toda la Final Nacional es la que más has disfrutado?

"La que más he disfrutado, sorprendentemente, ha sido la final. Ha sido en la que mejor me he visto. La final suele ser la que menos disfrutas porque te ves tan cerca y te descentras. Desde la primera ronda me he sentido bien y he disfrutado el camino hasta la victoria".

Con el billete para la Red Bull Internacional, que se celebra en diciembre, ¿a quién te gustaría enfrentarte allí?

"En la Internacional te gusta enfrentarte a los mejores y están clasificados Aczino o Skone. Hombre, con Skone no me haría gracia al ser él y yo los dos únicos españoles. Al final, todos los que lleguen es porque han vivido algo como lo que yo he vivido hoy. Me molaría que ganase Mecha en Argentina y enfrentarme a él, no se me gustaría mucha gente...".

Si el lema que persigue a esta competición es 'Red Bull te da alas', ¿a ti qué es lo que te las da?

"Lo que siempre me da alas a mí es esta ilusión que vivo al hacer esto. Soy el más triste del planeta cuando pierdo, pero el más feliz cuando gano. Vivirlo tanto te ayuda a mejorar cuando pierdes o a valorar el hecho de ganar".

Gazir, Sweet Pain, Tirpa, Mnak... ¿qué te dicen estos nombres junto al de Jesús LC, que ha hecho un gran papel hoy? ¿El relevo generacional es ya una realidad?

"Lo nuestro del ascenso es la Quinta del Buitre. Siempre incluyo a Jesús (LC). Aunque no ascendiese ese año y no hayamos convivido tanto con él porque no estuviese en la liga, lo incluimos en esta lista. Les repeto mucho y les he cogido mucho cariño. Nos hemos tenido que matar mil veces porque siempre estamos en los mismos eventos, pero siempre salen batallas buenas. He crecido con ese grupo".