Georges St-Pierre, Khabib Nurmagomédov, Conor McGregor, Jon Jones... estos son solo algunos de los nombres que han hecho de la UFC un fenómeno social.
La empresa estrella de las artes marciales mixtas (MMA) cuenta con millones de aficionados en todo el mundo. Pero aunque ellos son los que más público atraen, también tiene diferentes divisiones femeninas.

Noticias relacionadas

Cris Cyborg, Ronda Rousey o Amanda Nunes son algunas de las luchadoras que han atraído la atención mediática en la UFC a lo largo de los últimos años. También una Norma Dumont que ve peligrar una división de la UFC si todo sigue como hasta ahora.

El pasado sábado ganó a Felicia Spencer y pese a estar dispuesta a bajar de peso para entrar en una categoría con más abanico de rivales, desde UFC le pidieron que no lo hiciese: "UFC me pidió que me quedará en la división de las 145 libras para cambiar las cosas".

"La UFC solicitó eso para que no cierren la división. Si caigo, ellos probablemente cerrarán la división porque no quedará nadie como posibles contendientes por el cinturón. Según nuestra conversación con UFC, probablemente traerán a alguien de 135 para pelear conmigo", ha asegurado Dumont.

Ella es la esperanza en el peso pluma y aunque quiere enfrentarse con Amanda Nunes, primero tendrá al menos otras dos peleas en su división. Para salvar la categoría, pide a otras luchadoras que sigan en el peso pluma femenino porque es eso o la desaparición.

"Realmente me gustaría pelear contra atletas populares como Miesha Tate, que regresa ahora, Sara McMann, Raquel Pennington, Germaine de Randamie u Holly Holm. pero creo que UFC podría traer atletas más grandes como Julija Stoliarenko, que se desmayó durante los pesajes y tiene dificultades para bajar de peso", ha continuado explicando 'The Immortal'.

"Para mí, quedarme en 145 sería mucho más saludable. Tener competencia disponible en 145 sería mucho mejor para mí porque no tendría el estrés de tener que bajar de peso y vivir una vida tan estricta. Sé que hago un buen trabajo para que esta división no muera. Depende de mí, depende de Felicia y las chicas de la división. No hay muchos, así que depende de nosotras hacer un buen trabajo", ha sentenciado la luchadora brasileña.

Aceptar el desafío

Sin Cris Cyborg y Megan Anderson, la categoría del peso pluma ha perdido en interés. Es por eso por lo que Dana White no puede permitirse que también Norma Dumont cambie de división. Esto podría ser el fin de la categoría en la UFC en categoría femenina. De ahí a ese favor que la brasileña no ha dudado en aceptar, no solo porque también ella lo quiere, sino porque es más beneficioso también para su salud.

Cuatro años después de conocer a la primera reina del peso pluma de la UFC, la categoría está en serio peligro de extinción. Dumont se queda y quiere que otras de sus compañeras de profesión y rivales en el octágono sigan su ejemplo para mantener viva la categoría.

[Más información: Así es Bellator, rival de la UFC en las MMA al que llega el legado de Khabib]